El organismo internacional reportó un alza de 40 puntos básicos en comparación con el dato de mayo, cuando la inflación fue de 0,7%

Laura Lucía Becerra Elejalde - lbecerra@larepublica.com.co

Tras cuatro meses consecutivos de caídas en la variación del índice de precios del consumidor, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (Ocde) presentó el dato de inflación anual de sus países miembros para junio, que se ubicó en un nivel de 1,1%, con una recuperación en comparación con el dato de mayo mes en el que se ubicó en 0,7%.

En cuanto a los precios de la energía en los países miembros de la Organización, en junio tuvieron un decrecimiento menor (-9,5%) con relación al dato de -13,7% del mes anterior, mientras que la inflación de los precios de los alimentos aumentó ligeramente, a 4,6%, por encima del dato de 4,5% de mayo.

Otro indicador que repuntó para los miembros de la Ocde en junio fue la inflación excluyendo los precios de los alimentos y la energía, que se incrementó 0,1 puntos porcentuales frente a mayo y cerró el primer semestre en 1,6%.

“Si bien el dato de un mes es una proyección a escala, no se debería mirar como un dato definitivo, hasta que la inflación se estabilice luego de varios meses entre 1% y 1,5%, que creo que es a lo máximo que se puede aspirar luego de las amenazas de deflación que han amenazado a los países en los últimos meses”, mencionó Albert Garrido, docente de la Universidad Pompeu Fabra de Barcelona.

Garrido aseguró que desde el inicio de la pandemia hay una “tendencia asentada”, pero que tomará algunos meses ver como se estabiliza la economía. Según el docente, hay algunos factores que pueden estar moviendo las cifras: el aumento del precio de los combustibles derivado del aumento del precio del petróleo, un leve repunte del consumo privado y la reactivación paulatina del mercado laboral

El organismo internacional destacó también que la inflación anual en la zona del euro, medida por el IPC armonizado, se elevó 0,2 puntos porcentuales, hasta 0,3%, y que al revisar el comportamiento de los precios en las economías más avanzadas, o el G7, (compuesto por Alemania, Canadá, Estados Unidos, Francia, Italia, Japón y Reino Unido), reportaron una variación del IPC anual de 0,5% al cierre del primer semestre del año.

La Ocde indicó que en junio la inflación anual “aumentó o se mantuvo estable en todas las economías principales”, a excepción de Francia, que en mayo se registraba un indicador de 0,4% y descendió a 0,2%. Tanto Japón como Italia se mantuvieron estables, con variaciones anuales en su IPC de 0,1% y -0,2% respectivamente.

En Canadá la inflación se disparó y se elevó en junio desde -0,4% a 0,7%; en EE.UU. pasó de 0,1% a 0,6%, mientras que los repuntes inflacionarios en Alemania y el Reino Unido fueron más tímidos. En el país germano se incrementó de 0,6% en mayo a 0,9% en junio, y la economía liderada por Boris Johnson aumentó apenas 0,1 punto a 0,8% para el cierre del primer semestre.

Frente a otras economías que hacen parte del G20, pero no del ‘club de los países ricos’, la Ocde destacó los incrementos en la inflación anual de Brasil, que se elevó de 1,9% a 2,1%; de China, que pasó de un indicador de 2,4% en mayo a 2,5% en junio; y Rusia, que vio un incremento en la variación de su IPC de 2,4% a 2,5% en junio frente al mes anterior.

En contraste, la inflación cayó para el caso de Argentina, que reportó una reducción de 0,6 puntos porcentuales desde un balance de 43,4%, con lo que la inflación cerró el semestre con un elevado indicador de 42,8%; en Arabia Saudita la reducción fue de 1,1% en mayo a 0,5% en junio, entre tanto, la inflación en Indonesia se redujo 0,3 puntos a 2,0%. Países como India y Sudáfrica se mantuvieron estables en 5,1% y 2,1% respectivamente.

Edgar Bejarano, docente de economía de la Universidad Nacional, aclaró que, a pesar de los mejores indicadores de los países de la Ocde, “no podríamos decir que es algo sintomático de recuperación, aunque hay sectores que han podido moverse un poco, como en Europa en el caso de la aviación, con vuelos internos, algo de turismo y restaurantes”.

Para el docente, si bien hay indicios de que comenzó a reestablecerse la vida económica, no podemos hablar aún de recuperación, e incluso el efecto inflacionario podría deberse a un alza en precios que busca recuperar pérdidas en volumen.

LOS CONTRASTES

  • Albert GarridoDocente Universidad Pompeu Fabra de Barcelona

    “Los datos de un mes permiten sacar pocas conclusiones, hay una tendencia asentada desde el inicio de la pandemia que hay que ver cómo se neutraliza en adelante”.

  • Rafael PiñerosCoord. del área de Relac. Internacionales, Figri, U. Externado

    “Los indicadores de varias industrias repuntaron a mediados de junio, es una lenta recuperación, una senda menos sombría, pero debemos ver si son datos de largo aliento”.

Panorama local

Entre los países miembros, Colombia se ubicó como el séptimo con la inflación más alta, con un dato de 2,2%, superado por Turquía (12,6)%, República Checa (3,3%), México (3,3%), Polonia (3,3%), Hungría (2,9,%) e Islandia (2,7%).

En cuanto a los países de la región presentes en la Ocde, la inflación de alimentos tanto de México (6,9%), Colombia (6,5%) y Chile (6,4%) se ubica alrededor de dos puntos porcentuales por encima del promedio de la Organización, mientras que para los precios de la energía, a pesar de la deflación general, cerraron el semestre más controlados que la media de la Ocde, con inflaciones de -0,80% para el caso de Chile; de -2,80% en Colombia; y de -4,50% en México.

“Los alimentos no se han parado, es un sector que se ha mantenido, y es normal que así sea, es natural que tengan precios altos. Pero estas son economías con una estructura más especulativa, están metidos en un club, pero no se parecen mucho al resto de los que están allí, y no tienen por qué estar cerca a la media de la Ocde”, explicó Bejarano.

Grecia y España, entre los países que se mantienen en deflación
Aunque el alza generalizada en los precios es un tema que preocupa generalmente a los gobiernos, una cifra negativa de la inflación también es un problema grave. El informe de la Ocde reveló que al cierre del primer semestre 10 economías presentaron este fenómeno, nueve de ellas en Europa: Italia (-0,2%), Australia, Eslovenia, y España, con una inflación de -0,3%, Irlanda, con un dato de -0,4%, Letonia, que reportó a junio una inflación de -0,7%, Estonia (-1%), Israel, con -1,1%, Suiza (-1,3%) y Grecia (-1,6%) son los países en negativo.