El grupo de aerolíneas reconoce que están planificando un retorno considerable a las operaciones en el mes de julio

Diario Expansión - Madrid

El grupo hispano británico IAG lidera las caídas del Ibex tras anunciar unas pérdidas de US$1.815 millones en su primer trimestre fiscal a consecuencia del "efecto devastador" del coronavirus "en los sectores globales de las aerolíneas y los viajes". También ha comunicado que Luis Gallego será el CEO de la compañía el 24 de septiembre y que se prepara para poder volar, como pronto, en julio.

El hólding que aglutina a Iberia, British Airways (BA), Vueling y Aer Lingus, reconoce que ha habido tres factores que han pasado factura a su resultado entre los meses de enero y marzo, el combustible, los tipos de cambio y el coronavirus. De manera que sus pérdidas después de impuestos y partidas excepcionales totalizaron los US$1.815 millones frente a los US$75 millones  de beneficio que registró en el mismo periodo de 2019.

Así, sus títulos pierden más del 3,8% en Bolsa, hasta los 2,34 euros y encabezan las caídas dentro del selectivo español. Su capitalización se ha visto reducida en un 69% en lo que va de año, sobre todo a raíz de la pandemia del coronavirus, hasta los US$4.962 millones.

Sin embargo, incluidas partidas excepcionales relacionadas con las coberturas de combustible y tipos de cambio, sus pérdidas alcanzaron los US$2.006 millones, frente a un beneficio de US$145 millones del año anterior. El resultado después de impuestos y antes de partidas excepcionales fue también negativo con US$599 millones, mientras que sus pérdidas de las operaciones alcanzaron los 535 millones antes de partidas excepcionales, comparada con un beneficio de las operaciones de US$145 millones  del año pasado.

"La mayor parte de las pérdidas del trimestre ocurrieron durante las dos últimas semanas de marzo", ha resaltado el consejero delegado de IAG, Willie Walsh. Y es que "el resultado de las operaciones hasta finales de febrero fue similar al del año anterior. Sin embargo, los resultados del mes de marzo se vieron gravemente afectados por las restricciones a los viajes impuestas por los gobiernos debido a la rápida propagación del covid-19, que impactó considerablemente la demanda.

Walsh destaca asimismo que "cuando comenzó la crisis contábamos con un balance y una posición de liquidez sólidos. Estamos tomando todas las medidas oportunas para proteger la tesorería, reducir y diferir la inversión y los costes operativos y asegurar financiación adicional para reforzar y mantener nuestra liquidez". A finales de abril, el grupo contaba con una liquidez de US$10.786 millones. Entre enero y marzo, sus ingresos totales cayeron un 13,4%, hasta US$4.945 millones.

Podría volver a volar en julio con el 50% de la capacidad
El grupo de aerolíneas reconoce que están planificando un retorno considerable a las operaciones en el mes de julio "como muy pronto, dependiendo del levantamiento de las medidas de confinamiento y las restricciones a los viajes en todo el mundo".

En ese sentido añade que adaptarán sus procedimientos operativos "para asegurar que nuestros clientes y empleados estén adecuadamente protegidos en este entorno nuevo", lo que podría traducirse en una "reducción total de la capacidad de transporte de pasajeros de en torno al 50% en 2020, aunque estos planes están sujetos a una gran incertidumbre y dependen del levantamiento de las medidas de confinamiento y las restricciones a los viajes", añade.

IAG reconoce que está trabajando con varios organismos reguladores y tiene la convicción de que los cambios en la normativa permitirán un retorno al servicio de manera segura y organizada. "La industria se adaptará a los nuevos requerimientos de la misma forma que se ha adaptado a los cambios en los procedimientos de seguridad en el pasado", ha añadido.

No obstante, Walsh advierte que no esperan que la demanda de transporte de pasajeros recupere el nivel de 2019 antes de 2023 "como muy pronto". Y advierte que por tanto, "la restructuración de todo el grupo es esencial para superar la crisis y mantener un nivel adecuado de liquidez. Nuestra intención es salir de la crisis como un grupo más fuerte", ha resaltado.

Por otro lado, la compañía ha recalcado que no dará previsiones de beneficio para este ejercicio ante la incertidumbre provocada por el impacto y la duración del coronavirus, como ya hiciera el pasado mes de febrero, cuando anunció que espera que la pérdida de las operaciones antes de partidas excepcionales en el segundo trimestre sea "considerablemente peor" que en el primer trimestre, dado el descenso sustancial de la capacidad y tráfico de pasajeros y a pesar de cierto alivio en los costes de personal derivados de los programas de apoyo salarial de los gobiernos y las diversas medidas adoptadas por la dirección.

Luis Gallego será el CEO el 24 de septiembre
IAG también ha anunciado hoy que Luis Gallego sucederá a Willie Walsh como consejero delegado del Grupo el próximo 24 de septiembre, exactamente seis meses después de lo previsto, y que ese mismo día celebrará su junta de accionistas. Este relevo fue retrasado por la expansión del coronavirus.

El presidente de IAG, Antonio Vázquez, señala que "el pasado mes de marzo anunciamos que Willie retrasaría su salida del Grupo por un corto período de tiempo y podemos confirmar hoy que Luis Gallego asumirá el liderazgo el día 24 de septiembre, fecha prevista de la Junta General de Accionistas de IAG". "Estamos agradecidos de que Willie haya retrasado su decisión de retirarse en este momento difícil, proporcionando a la dirección de las aerolíneas la estabilidad necesaria para concentrarse en la respuesta inmediata a la crisis", añade Vázquez.

Aunque el holding aéreo aún no lo ha comunicado oficialmente, es posible que en esa fecha también se hagan efectivos los ascensos de Javier Sánchez Prieto y Marco Sansavini, elegidos para liderar Iberia y Vueling, respectivamente, cuyos nombramientos también estaban previstos para el pasado mes de marzo.