La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Reuters

American International Group (AIG) dijo que el Tesoro de Estados Unidos venderá su participación restante en la empresa por US$7.600 millones, lo que le dejaría un beneficio total a los contribuyentes de US$22.700 millones en el rescate de la aseguradora.

La venta de la participación cerrará el capítulo de uno de los rescates gubernamentales más polémicos de 2008, que a la larga le significó a AIG una inyección de hasta US$182.000 millones por parte del Gobierno.

En un momento, el Gobierno estimó que nunca recuperaría el total del dinero del rescate, pero a medida que AIG se reestructuraba y volvía a ser viable, pudo pagar el rescate completo y generó ganancias para los contribuyentes estadounidenses.

AIG dijo ayer que el Tesoro acordó vender sus últimos 234,2 millones de acciones comunes de la compañía a US$32,50 por papel. La aseguradora dijo que el Tesoro cuenta con garantías de AIG que puede vender para impulsar sus ganancias en la aseguradora, que hasta ahora llegan a US$22.700 millones.

'Ningún contribuyente debería estar satisfecho con que el Gobierno tenga que rescatar a su compañía, pero todos los contribuyentes deberían estar satisfechos con el anuncio de hoy, que pone fin al mayor de los rescates del Gobierno a la industria financiera con una ganancia para el Departamento del Tesoro', dijo Jim Millstein, el ex jefe de reestructuraciones del departamento, en un comunicado.

AIG fue rescatada poco antes de que se hubiese visto obligada a solicitar la protección por bancarrota en septiembre de 2008 debido a las pérdidas por derivados.

La firma fue rescatada cuando el sistema financiero del mundo estaba al borde del desastre, poco después de la quiebra de Lehman Brothers y de la venta de Merrill Lynch a Bank of America Corp.

AIG fue uno de los rescates más controvertidos del Departamento del Tesoro. Los legisladores estadounidenses comenzaron a pedir la renuncia del secretario del Tesoro, Timothy Geithner, después de que se reveló que AIG pagó US$165 millones en bonos a sus empleados de la unidad de derivados, a la que se le atribuyeron los problemas de la compañía.

El precio de venta de US$32,50 por título de AIG representa un descuento del 2,6% frente al cierre del lunes. La venta se concretaría el viernes.

Con esta venta final, el Tesoro informó que prosigue el proceso de desmantelamiento del Programa de Alivio de Activos Problemáticos (TARP, en inglés), el fondo federal creado para auxiliar al sector financiero estadounidense de la quiebra.

'Abismo fiscal' sigue sin encontrar una solución
El presidente de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, el opositor John Boehner, no ofreció señales concretas de avances en las negociaciones para evitar el 'abismo fiscal', pero dijo estar esperanzado de alcanzar un acuerdo con el Gobierno antes de fin de año.En medio de señales de que la Casa Blanca y la oficina de Boehner estarían avanzando en las conversaciones, el legislador republicano reiteró su ahora familiar llamado al presidente Barack Obama a que ofrezca una nueva propuesta para evitar las fuertes alzas tributarias automáticas y recortes de gastos que entrarán en vigor en 2013.