Al cierre de la transacción, los actuales accionistas de FIS serán dueños del 53% de la nueva compañía, mientras que los partícipes de Worldpay controlarán el 47% restante.

Expansión - Madrid

La fintech estadounidense Fidelity National Information Services (FIS) ha llegado a un "acuerdo definitivo" para adquirir la firma de servicios de pago Worldpay por un total de US$43.000 millones (37.891 millones de euros), incluyendo deuda, según informaron ambas empresas en un comunicado.

Se trata de la segunda gran operación en menos de dos años protagonizada por Worldpay, que en el verano de 2017 fue adquirida por Vantiv, firma estadounidense de pagos con tarjeta, por 8.000 millones de libras esterlinas (9.355 millones de euros).

Según los términos de la operación, los accionistas de Worldpay recibirán el pago de 0,9287 acciones de FIS además de US$11 en efectivo por cada título de Worldpay en su poder.

De este modo, al cierre de la transacción los actuales accionistas de FIS serán dueños del 53% de la nueva compañía, mientras que los partícipes de Worldpay controlarán el 47% restante.

La facturación proforma de la nueva compañía combinada ascendería a 12.300 millones de dólares (10.838 millones de euros) en 2018 y un beneficio de explotación ajustado de US$4.900 millones (4.320 millones de euros).

Asimismo, las empresas calculan que alcanzarán sinergias de ingresos por importe de unos US$500 millones (440 millones de euros), así como sinergias de gastos de unos US$400 millones (352 millones de euros) y un flujo libre de caja de casi US$4.500 millones (3.968 millones de euros) en tres años.

"La escala es importante en nuestro sector rápidamente cambiante", declaró Gary Norcross, presidente y consejero delegado de FIS, apuntando que el valor a largo plazo que crearán para los accionistas servirá de estándar para el sector.