.
GLOBOECONOMÍA Firmas de EE.UU. quieren comprar las europeas
martes, 6 de mayo de 2014
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Expansión - Madrid

Ni chinos, ni árabes, ni indios. El motor de la última ola de adquisiciones en Europa no es el ánimo conquistador de las nuevas multinacionales de países emergentes, sino el regreso de las compañías estadounidenses a la senda del crecimiento a golpe de talonario.

“Estados Unidos ha liderado las fusiones en ciclos anteriores, y una vez más son ofertas desde ese país las que están galvanizando la actividad”, dice Ian Scott, analista de Barclays.

Pfizer y General Electric (GE) negocian adquirir la británica AstraZeneca y parte de los activos de la francesa Alstom, respectivamente. Los ejecutivos de AT&T han reconocido su interés por desembarcar en Europa, con los analistas especulando sobre su interés en Vodafone y Telefónica. Viacom se ha hecho con la televisión británica Channel 5. El año pasado, Liberty compró Virgin Media, mientras que el grupo de publicidad estadounidense Omnicom y el francés Publicis anunciaron su fusión, todavía sin culminar.

La primera razón para que los norteamericanos protagonicen estas operaciones es su pulmón financiero. Las empresas estadounidenses analizadas por Moody’s tenían US1,64 billones (1,2 billones de euros) en metálico al final de 2013. De esa cantidad, 58% está en filiales no domiciliadas en Estados Unidos, ya que repatriar ese dinero al país tendría un gran coste fiscal.

Bill Blain, analista de Mint Partners, indica que “la reciente carrera de adquisiciones se explica por el deseo de las empresas estadounidenses de poner su liquidez lejos del fisco”. Pfizer y Omnicom, en sus proyectos para comprar AstraZeneca y Publicis, quieren incluso trasladar su sede fiscal a Europa.

Según Barclays, entre las compañías europeas con baja tasa impositiva que podrían atraer a compradores americanos figuran Sanofi, Merck, OMV, Neste Oil, SAP, Babcock, Barry Callebaut, Pernod-Ricard y Diageo.

Pero algo más que la estrategia fiscal mueve a las empresas, que hasta ahora se habían resistido a utilizar su dinero en adquisiciones. Mislav Matejka, analista de JPMorgan, señala que «los gestores de las compañías tienen más confianza en las perspectivas económicas para lanzar operaciones de consolidación y expansión».

La elección de Europa para utilizar esa liquidez, en lugar de otros continentes con más perspectivas de crecimiento económico, se explica por dos razones, según Paras Anand, gestor de fondos de Fidelity. La primera es que las cotizaciones en Estados Unidos han subido más que las europeas en los últimos tres años (alrededor de un 20% más).

Esto abarata las ofertas públicas de adquisición (opas), especialmente cuando se pagan en acciones. Otro motivo es que Europa es atractiva porque tiene grandes empresas con buenas marcas y negocios globales, ubicadas en países con estabilidad regulatoria, dice Anand.

Las operaciones no están exentas de riesgos regulatorios. Gobiernos como el francés ponen objeciones a la pérdida de campeones nacionales (caso de Alstom), y varios países están poniendo trabas a la nueva estructura fiscal holandesa de Publicis y Omnicom. Pero los banqueros de inversión creen que la racha de operaciones tendrá continuidad.

Las empresas estadounidenses con más dinero en la caja de sus filiales extranjeras disponibles para invertir son Apple, GE, Microsoft, Pfizer, IBM y Exxon. Los grupos GE y Pfizer han movido ficha con su interés por AstraZeneca y Alstom. Por su parte, Exxon suena como candidato a comprar BG Group, la mayor productora gasista de Reino Unido. Si Pemex vende su 9,5% en Repsol, la propia Exxon y Chevron podrían ser candidatos a comprar.

Queda por ver si el sector tecnológico apuesta por desplegar su caja en Europa. Hasta ahora, ha habido operaciones de tamaño relativamente pequeño (Microsoft compró Skype y parte de Nokia, HP adquirió Autonomy y Google se ha hecho con firmas como DeepMind) porque en Europa apenas hay grandes grupos de esa industria.

Pero un experto del sector advierte que “la próxima gran jugada estratégica de los grupos tecnológicos podría ser comprar operadoras de telecomunicaciones para ocupar toda la cadena de valor de su negocio. Si AT&T no mueve ficha, puede ser Apple o Google quien compre una operadora en Europa”.

La propuesta de GE por Alstom no es suficiente
De acuerdo con el presidente francés, François Hollande, la propuesta de la firma estadounidense General Electric por Alstom no es suficiente y por lo tanto no será aceptada como está. A la iniciativa de compra le falta ser más rica en términos de empleos, indicó el mandatario, al explicar porqué no estaban convencidos de cerrar esta transacción. “El papel del Estado es obtener respuestas a todas las cuestiones y actuar de manera que el interés nacional sea preservado”, señaló, al tiempo que añadió que al final del proceso éste debe ser positivo para la industria y para la generación de energía en Francia.

La Opinión

François Hollande
Presidente de Francia

“Tenemos bastantes medios de presión para hacer que, al final del proceso, éste sea bueno para Alstom, bueno para la industria francesa y bueno para la diversificación energética”.

MÁS DE GLOBOECONOMÍA

Estados Unidos 02/08/2021 Donald Trump pagó US$680.000 a sus abogados defensores en segundo juicio político

El comité de campaña de Trump pagó US$580.000 al bufete de abogados de Filadelfia de Michael van der Veen y Bruce Castor

China 02/08/2021 Gasoducto que abastece a China emite una enorme nube de metano sobre Kazajistán

La nube se observó aproximadamente a 100 kilómetros al oeste de la ciudad kazaja más grande de Almaty el 24 de julio y tenía emisiones de 200 toneladas

MÁS GLOBOECONOMÍA