RIPE:
DIARIO FINANCIERO

La información señala que su deuda financiera neta de los negocios no bancarios, registró un aumento de 8% contra el año anterior

Diario Financiero

Un fuerte golpe debido a los efectos de la pandemia se reflejó en los indicadores de Falabella, gigante del retail que cerró el segundo trimestre con pérdidas por US$ 157 millones.

En el escenario de incertidumbre que trajo consecuencias como el cierre de tiendas en varios de sus mercados, la multitienda sumó una "deuda covid-19", es decir, una deuda incremental que la compañía suscribió desde el inicio de la crisis sanitaria para fortalecer la liquidez, según indica en su análisis razonado.

La información señala que su deuda financiera neta de los negocios no bancarios, registró un aumento del 8% contra el año anterior, "principalmente explicado por los US$ 1.589 millones asociados a nuevos financiamientos suscritos de finales del primer trimestre de 2020 a la fecha, con el propósito de fortalecer la posición de liquidez frente al contexto de la pandemia".

En línea con lo anterior, al cierre de junio de 2020, efectivo y equivalentes al efectivo ascendía a unos US$ 3.169 millones a nivel consolidado, del cual la caja de negocios no bancarios registró un alza de 337% alcanzando los US$ 1.742 millones y los negocios bancarios asciende US$ 1.427 millones reflejando un 220%, respecto al segundo trimestre de 2019.

Tras los resultados, el retailer retrocedió 2,92% en la Bolsa de Santiago. Un informe de Citi/Banchile mantuvo su recomendación neutral sobre estos papeles, pero con alto riesgo. Este trimestre -agregó- "debiera ser el piso de los resultados de la compañía a medida que continúa reapertura gradual de las economías en los países donde Falabella opera".

Inversiones Security dijo que "esperamos que los márgenes se mantengan presionados en el corto plazo, debido una reapertura gradual en tiendas por departamento, descuentos en el segmento de centros comerciales, alzas en los costos por riesgo en el retail financiero y una debilidad en el consumo en los países en los que opera".

A su vez, CreditSuisse destacó que las operaciones de retail se están normalizando ya que la empresa tiene del orden de 85% de sus tiendas abiertas, una mejora respecto del 64% promedio del segundo trimestre.

Los negocios que aportaron y restaron
La mayoría de los mercados donde la firma tiene presencia, Chile, Perú, Colombia, Argentina y Brasil, entre otros, sintieron el impacto de los cierres forzados de tiendas y centros comerciales. En total, la multitienda, a junio de este año, informó un total de 515 locales en estos países, entre tiendas por departamento, supermercados y locales por mejoramiento de hogar.

En el segmento de tiendas por departamento, en Chile, la firma explica que estas permanecieron cerradas en un 100% durante el mes de abril, recuperando parcialmente sus operaciones durante mayo y junio, en la medida que se levantaban las cuarentenas.

De acuerdo a los resultados, los ingresos recaudados por este formato decayeron un 34%. Y es que si el año pasado tuvieron un rendimiento de $ 363.941 millones, ahora informaron ingresos por $ 241.080 millones.

En el segmento mejoramiento de hogar reportaron un retroceso del 21%, pasando desde ingresos por $ 529.457 millones a $ 418.101 millones en el segundo trimestre. Mientras que en el formato supermercados logró un leve aumento del 3,9%. Según lo detallado, este último segmento pudo operar con casi el total de tiendas durante todo el trimestre.

Colombia, tuvo un comportamiento mejor que Chile, aunque aún con números rojos. En ese país se presentaron restricciones totales de funcionamiento para el segmento de tiendas por departamento, desde finales de marzo hasta el cierre de mayo, alcanzando casi la totalidad de su operación a fines de junio. Así, los ingresos en este formato bajaron un 26%, medido en moneda local.

Por su parte, en mejoramiento de hogar tuvieron un retroceso de 31,2%. "En mejoramiento del Hogar no hubo operación normal durante marzo y gran parte de abril, logrando reabrir parcialmente sus tiendas en los dos últimos meses del trimestre", detalló.

Mientras que en Argentina, los ingresos por tiendas por departamento tuvieron una caída del 36%. Lo anterior es consecuencia del cierre total de la actividad general de ese país durante los meses de marzo, abril y primera mitad de mayo, operando de manera parcial durante el resto del trimestre. En el formato mejoramiento del hogar, la firma reportó una caída del 27%.

Pero la mayor pérdida se sintió en Perú. De hecho, ahí la caída de ventas fue de un 74% en cuanto a tiendas por departamento. Los ingresos indican que en el periodo analizado, Perú alcanzó $ 161.249 millones en el segundo trimestre de 2019, mientras que este año apenas $ 46.894 millones, lo que se entendería porque las tiendas por departamento se mantuvieron cerradas en su totalidad desde mediados de marzo hasta finales de junio.

En el formato de mejoramiento del hogar, tuvo un retroceso de 85% en este país, aunque tuvo un aumento del 20% en el negocio de supermercados.

El único negocio que resaltó fue el mercado de Brasil en cuando al formato de mejoramiento del hogar, donde tuvo un crecimiento de ingresos por 21%.

Alza en los inventarios
Pese al esfuerzo que muchos retailers han venido realizado para mejorar la rotación de inventario, en general, a junio Falabella también reportó un retroceso importante.

Falabella en Chile aumentó significativamente los días para rotar inventario de 111,2 días a 170 en el segundo trimestre. Lo mismo sucede en su operación internacional, en Perú pasó de 98,9 días de inventario a 166,9 días y en Colombia de 118,7 días a 161 días.