RIPE:
DIARIO FINANCIERO

La empresa está buscando inversionistas para lograr una liquidez de US$2.000 millones que le ayude a solventar los impactos del covid

Diario Financiero - Santiago

En entrevista con radio Cooperativa, el CEO de Latam Airlines, Roberto Alvo, abordó la situación de la empresa ante el proceso para disminuir su tamaño, que inició a raíz del coronavirus. El ejecutivo graficó la situación con que antes de la crisis vendían del orden de US$850 millones mensuales y ahora son US$150 millones.

“Si bien la compañía estaba en una posición sólida, es muy difícil resistir un cambio de esta magnitud”, dijo.

Consultado respecto de si habrá más despidos, tras haber concretado algunos recortes en la últimas semanas, dijo que “teníamos cerca de 42.000 empleados y con el nivel de actividad que tenemos hoy en día necesitamos aproximadamente 5.000. Esperamos que esto se vaya recuperando de a poco, tenemos que salir de la crisis todos, pero la compañía ha tratado de preservar la mayor cantidad de fuentes de trabajos, independientemente de la situación operacional, que es tan baja como lo que les acabo de mencionar”.

Alvo detalló que licencias sin goce de sueldo, retiros voluntarios y salida de gente, han salido cerca de 4.000 personas de la compañía en todos los países donde opera.

“Eso significa que tenemos 38.000 empleados para una compañía que necesita 5.000, estamos haciendo todos los esfuerzos para preservar nuestra gente. No puedo prometer que no vamos a seguir achicando la compañía, esta industria va a ser más pequeña”, dijo.

LOS CONTRASTES

  • Akbar Al BakerCEO de Qatar Airways

    “Por supuesto que iremos en su ayuda. Es una inversión estratégica a largo plazo. Si hay algún requerimiento financiero con el que podamos contribuir, lo haremos”.

Luego agregó que la industria más pequeña por un tiempo largo y que “nunca imaginamos que íbamos a estar en esta posición”.

El ejecutivo detalló que siguen buscando inversionistas para recaudar del orden de US$2.000 millones como parte del proceso de reorganización en Estados Unidos, donde ya tienen asegurados US$900 millones de la familia Cueto, Amaro y Qatar, tres de los accionistas de la empresa.

“Tenemos conversaciones con el gobierno y otros inversionistas para lograr que Latam siga siendo grande en Sudamérica”, dijo. Respecto al rol del Estado en esto y la posibilidad de que pueda aportar recursos para ingresar a la propiedad, dijo que “mi trabajo es salvar la compañía. Yo estoy abierto a cualquier solución, las soluciones se adaptan a lo que las sociedades quieren hacer y qué voluntad tienen y qué parámetros, a mí lo que me importa es que entre de una manera u otra, la retribución sea justa para el Estado, no queremos que nos regalen nada”.