.
COMERCIO En el Super Bowl los 30 segundos de publicidad costarán US$6 millones
miércoles, 31 de enero de 2018

La cifra que marca un incremento de 20% respecto a lo que se pagó en la edición pasada.

El Cronista

El Super Bowl, la final del la National Football League (NFL por sus siglas en inglés, el torneo de fútbol americano), que enfrentará a New England Patriots y Philadelphia Eaglesvolverá este año a marcar un nuevo récord en concepto de pauta publicitaria gracias al inmenso interés que despierta entre las marcas poder estar presente en el partido decisivo del evento deportivo más popular de los Estados Unidos.

Los organizadores estiman que los 30 segundo de pauta publicitaria costarán este año unos US$6 millones, cifra que marca un incremento de 20% respecto a los US$5 millones que se pagaron en la edición del año pasado.

No obstante, desde la NFL también especulan que algunas marcas podrían pagar, incluso, una cifra mayor, que alcanzaría hasta los US$7,5 millones.

Los organizadores de la NFL especulan que los ingresos rondarán este año los US$500 millones en concepto de publicidad durante el encuentro del próximo domingo.

En las publicidades que podrán observarse en la final, según algunos videos que se filtraron, aparecerán figuras del cine como Cindy Crawford, que reeditará una vieja publicidad de Pepsi, y Keanu Reaves, que comentará para SquareSpace como crear una página web.

¿Cómo estará presente la tecnología en el Super Bowl?

En esta edición, la firma Zebra Technologies, como Proveedor Oficial de Rastreo de Jugadores en Campo de la NFL ofrecerá apoyo a la iniciativa de Estadísticas de Próxima Generación de la liga.

Zebra recopilará datos de localización en tiempo real que captura la velocidad y aceleración de cada jugador y cada jugada, en cada pulgada del campo.

La solución de deportes de Zebra se basa en la misma tecnología de rastreo y localización que la empresa implementa globalmente para beneficiar a compañías de salud, retail, manufactura y transporte y logística.

Cuando es implementada en entornos deportivos, le da la posibilidad a los equipos de la NFL de utilizar los datos de la misma manera en la que los usan las empresas.

La NFL utilizará los tags de Identificación por Radio Frecuencia (Rfid por sus siglas en inglés), la misma tecnología que ayuda a importantes compañías en sus sistemas de logística, cadena de abastecimiento y gestión de inventarios, para evidenciar y revelar información e insights de los jugadores en su día a día.

Desde 2014, cada jugador ha venido usando sensores debajo de las hombreras. Éstos emiten radio frecuencias únicas de 25 señales por algoritmos, los cuales después son agregados a las estadísticas de los jugadores, proporcionando información como la velocidad, la distancia cubierta, la aceleración, desaceleración y proximidad.

“Los fanáticos del deporte también se benefician ya que esta tecnología se integra fácilmente con los sistemas gráficos, tanto para la transmisión en vivo como para la repetición de los partidos, llevándolos a otro nivel y creando una experiencia de fan más profunda y convincente, gracias a las estadísticas generadas en tiempo real”, explicó Zebra en un comunicado.

Para esta temporada, la NFL ha ampliado el uso de la tecnología Rfid incluyendo chips en cada balón de juego, para obtener datos tales como localización del balón, su velocidad, rotación, altura y si se mueve en espiral o de lado a lado.

MÁS DE GLOBOECONOMÍA

Salud 25/09/2021 Cuba comienza la exportación de su vacuna para covid-19 con dosis enviadas a Vietnam

Científicos cubanos han desarrollado tres vacunas que están esperando el reconocimiento de la Organización Mundial de la Salud

Alemania 26/09/2021 Scholz se adelanta al bloque de Merkel en el recuento de elecciones en Alemania

Las encuestas a boca de urna podrían resultar menos confiables que en años pasados ​​debido a la gran proporción de boletas electorales enviadas por correo

Energía 23/09/2021 BP cierra gasolineras en Reino Unido por escasez de conductores de camiones

Es síntoma de un empeoramiento de la crisis de la cadena de suministros, que ha golpeado incluso la industria alimentaria.

MÁS GLOBOECONOMÍA