JP Morgan señaló que no se puede caer en tensiones políticas y que las cifras demuestran que es buen momento para las reactivaciones

Paola Andrea Vargas Rubio - pvargas@larepublica.com.co

A medida que el covid-19 supera los cinco millones de casos confirmados en el mundo, los expertos entregan análisis y estrategias más acertadas para ganarle la batalla al nuevo coronavirus. Según un documento publicado por JP Morgan, los datos de la propagación del patógeno en algunos países favorecen los reinicios económicos, los cuales estarán inmersos en un escenario marcado por los riesgos políticos.

En un momento en el que el virus está controlado en algunos territorios, las consecuencias políticas y geopolíticas de la pandemia están emergiendo. Estas secuelas podrían poner en riesgo la cooperación y el comercio global, señaló JP Morgan. Un ejemplo de este panorama se refleja en que el Senado de los EE.UU. aprobó un proyecto de ley para prohibir que las empresas chinas coticen en las bolsas estadounidenses.

El origen del populismo detrás de la pandemia se debe a los resultados de los aislamientos totales, los cuales se aplicaron bajo el argumento de que eran la forma más efectiva para contener el virus. La aplicación de esta medida fue impulsada por algunos modelos científicos y el desconocimiento que se tenía del covid-19 hasta hace algunos meses, resaltó la firma.

Con el paso de los días y las experiencias de algunos países que ya han reiniciado sus economías salta a la vista, tal como se muestra en los gráficos, que las tasas de infección no aumentaron después de que finalizó el bloqueo. “Esto se debe a que el virus probablemente tenga su propia dinámica de comportamiento, la cual no está relacionada con el bloqueo”, reseñó la compañía en el documento.

El hecho de que los bloqueos no hayan sido o no sean los protagonistas en el cambio de la conducta del patógeno podría explicarse en que hay otros factores decisivos en la expansión del covid, tales como el impacto en las poblaciones más vulnerables, las medidas de sentido común relacionadas con el bloqueo total (como lavarse las manos, entre otras) o patrones climáticos.

LOS CONTRASTES

  • Édgar BejaranoEconomista y exdecano de Economía de la Universidad Nacional

    “Economías que crecen hacia adentro como la de Estados Unidos podrían recuperarse más rápido. Sin embargo, para que el mundo salga de esta crisis necesitará de la cooperación de todos”.

La omisión de esos factores ha generado ganadores y perdedores en diferentes sectores económicos. Por ejemplo, el manejo de la pandemia y las consecuencias que esto ha generado podría ser usado las estrategias de las elecciones de Estados Unidos. “La lógica de las elecciones dirían que cuanto peor impacta el virus en Estados Unidos, menores son las posibilidades de reelección debido al dolor económico, el alto desempleo y la falta de atención médica durante la pandemia”, reseñó JP Morgan.

La expansión del covid-19 y los efectos de los aislamientos también llevó a la administración de EE.UU. a “trasladar la culpa de la pandemia a China y la OMS”, explicó la firma que también señaló que “hay quienes podrían usar el covid-19 para culpar a las personas de diferentes razas, o usar la pandemia como un pretexto para intensificar las tensiones”.

Además, el trabajo de forma remota, compras en línea y socialización benefician a las empresas de tecnología, lo cual podría generar conflictos de interés en las políticas relacionadas con la reapertura como la renovación de la educación, la atención médica, el seguimiento y localización de contactos.

Pese a esto, JP Morgan aseguró que mantiene su perspectiva positiva en los mercados, ya que los anteriores factores aún no son considerados como una amenaza inminente.

Documentos adjuntos