El desplome récord de la demanda, más abrupto que en cualquier otra crisis, ha agravado el desequilibrio en el mercado del crudo

Expansión - Madrid

El precio del petróleo en EE.UU. borra parte del 'crash' histórico sufrido ayer, y el contrato de mayo, en el día en el que expira, remonta hasta 100% para aproximarse a los cero dólares. El contrato de junio del West Texas baja hoy de 20 dólares, y el desplome se contagia al Brent, de referencia en Europa.

A partir de mañana el precio del petróleo en EE.UU. podría recuperar una mayor normalidad. Al cierre de hoy expira el contrato de mayo del West Texas, por lo que el contrato de entrega en junio será la nueva referencia en EE.UU.. Y a diferencia del contrato de mayo, el de junio resiste con precios más habituales en la serie histórica.

El desplome récord de la demanda, más abrupto que en cualquier otra crisis, ha agravado el desequilibrio en el mercado del petróleo. Las previsiones apuntan a una caída de la demanda de 29 millones de barriles diarios en abril, frente a unos recortes de producción que, a partir del próximo mes, podrían acercarse en el mejor de los casos a los 20 millones de barriles.

Con este 'agujero', y con la capacidad de almacenamiento de crudo cerca de alcanzar su límite, lo vivido ayer en el mercado del petróleo de EE.UU. fue absolutamente excepcional. No sólo por la magnitud del desplome, 300%. Más inusual aún fue el hecho de que en su derrumbe cerrara por primera vez en la historia en precios negativos.

La rapidez con la que sucedió todo aumentó si cabe la conmoción. En cuestión de horas el contrato de mayo del barril tipo West Texas bajó de los US$15, de los 10, de los 5, entró en negativo y se fue hasta los -US$37 del cierre.

La anormalidad se ha apoderado de los mercados. Desde hace años se ha normalizado que los inversores paguen por comprar deuda, y ayer recibían dinero a cambio de comprar petróleo al más corto plazo.

Esta excepcionalidad se atenúa al menos en la jornada de hoy. El contrato de entrega en mayo del West Texas, que expira al cierre de hoy, corta su desplome. En su rebote, de hasta 100%, ha llegado a salir de precios negativos al registrar máximos intradía por encima de un dólar por barril, antes de iniciar otro repliegue que devuelve su cotización a precios negativos.

¿Regreso a niveles de US$20?
La magnitud del desplome de ayer se agravó por el cambio en la referencia del West Texas y por las diferencias abismales que depara el "supercontango" actual. Los inversores han deshecho posiciones de manera acelerada en el contrato de mayo para 'pasarse' al contrato de junio, más líquido y activo que el de mayo.

El mercado comienza a desviar por tanto su atención hacia el contrato de junio, y esta nueva referencia supone un cierto alivio para la industria petrolera, a pesar de que en el día de hoy acelera sus caídas hasta bajar claramente del nivel de los US$20.

Los analistas apuntan a que el gran centro logístico de almacenamiento de EE.UU., ubicado en Cushing, Oklahoma, estará a 100% de su capacidad "en semanas". Para paliar esta situación, Donald Trump plantea suspender las importaciones de crudo.

Como consecuencia del "supercontango" actual, los precios se elevan drásticamente a medida que aumenta el plazo de referencia. De acuerdo con los datos del Mercado de Chicago (CME), el contrato de julio roza los 22 dólares, el de agosto los US$25, y el de diciembre se acerca a los US$30.

Los analistas estiman que Citigroup, la curva de precios podría no aplanarse hasta el tercer trimestre del año, y tomando como referencia lo sucedido en 1998-2000 y en la crisis de 2008, apuntan que serían necesarios otros 3-6 meses para que el mercado diera un vuelco y el "supercontango" dejara paso a un "superbackwardation", la situación en la que el precio al contado es superior al de los precios a futuro.

Detrás de este vuelco estaría el giro esperado en las cifras de inventarios de crudo. Citi prevé un aumento récord de las reservas en el segundo trimestre, debido al derrumbe de la demanda. Pero también vaticina un descenso récord de los inventarios en el tercer trimestre del año al reflejar tanto la reactivación de la demanda como la materialización de los recortes previstos en la producción. Los acordados por la denominada Opep+ entrarán en vigor a partir del 1 de mayo.

La magnitud del desequilibrio del mercado en el segundo trimestre, con las alertas centradas en la capacidad de almacenamiento del excedente previsto, daría paso a un periodo de seis trimestres consecutivos de caída en los stocks, según las estimaciones barajadas por Citigroup.

El desplome se traslada al Brent
Las presiones bajistas procedentes de EE.UU. se trasladan a Europa. La cotización del barril de Brent contuvo ayer en 8% sus caídas, en medio del 'crash' del West Texas.

En la sesión de hoy duplica con creces este porcentaje, y en su desplome de hasta 20% baja a nuevos mínimos de la crisis, al hundirse hasta los US$18, un nivel inédito en cerca de dos décadas, desde 2001.

Sólo en lo que va de año el barril de Brent ha perdido cerca de dos tercios de su valor.