El Banco consiguió un aumento de 11% en el número de aprobaciones de préstamos con garantía soberana y de 55% en desembolsos

Sofía Solórzano C - lsolorzano@larepublica.com.co

El Banco Interamericano de Desarrollo (BID), el BID Invest, y BID Lab, Grupo BID, alinearon fuerzas durante 2020 para ayudar los 26 países miembro de América Latina y el Caribe a afrontar el impacto socioeconómico que dejó la pandemia del covid-19.

Además, el apoyo buscaba sentar bases para la recuperación de las economías y el crecimiento sostenible, esto con la aprobación de la cifra récord de US$21.600 millones en financiamiento.

Para ayudar a la región, el Banco tuvo que reformular sus procesos y agilizar sus operaciones, con lo que consiguió un aumento de 11% en el número de aprobaciones de préstamos con garantía soberana y de 55% en desembolsos, comparado con la cifra de 2019.

Del total, el BID aprobó US$12.600 millones para proyectos del sector público y el BID Invest, enfocado en el sector privado, completó US$9.000 millones en aprobaciones, casi el doble que en 2019. Por su parte, el BID Lab aumentó sus operaciones 40% y pasó de 90 a 126 proyectos, 20 relacionados con la pandemia.

Por el lado de las ayudas a la pandemia, el BID aportó US$8.076 millones destinados al financiamiento para satisfacer necesidades inmediatas de salud pública, garantías para las poblaciones vulnerables, productividad económica, empleo, y medidas fiscales para los impactos económicos. El Banco ha movilizado US$1.000 millones para ayudar a los países con la adquisición y distribución de las vacunas.

“Debemos ver esta crisis como una oportunidad para capitalizar la creatividad, la resiliencia y el optimismo que siempre han caracterizado a nuestra región”, afirmó el Presidente del BID, Mauricio Claver-Carone, quien comentó que quieren ser líderes en el apoyo a la recuperación de la región en 2021.

El año 2021 será “un momento crucial para que el Grupo BID demuestre su liderazgo en América Latina y el Caribe”, dijo Claver-Carone. “Continuaremos trabajando con nuestros Gobiernos para dar respuesta a la pandemia y reactivar el crecimiento económico mediante la creación de empleo y una mayor inversión en sectores dinámicos, como el nearshoring y la digitalización, al mismo tiempo que abordamos el cambio climático y cuestiones de género”, concluyó.