Wall Street está agudizando su desplome por el coronavirus y se dirige hacia su peor semana desde la aguda crisis de 2008

Diario Expansión - Madrid

Los principales índices han iniciado la sesión con caídas próximas a 3% que han hecho perder al Dow Jones la referencia de los 25.000 puntos, tras dejarse de otros mil puntos. El índice acumula una caída del 16% desde máximos.

Los desplomes han llevado a las Bolsas estadounidenses al terreno de corrección, marcado por un descenso de 10% desde la cota histórica. En el caso del S&P 500, se trata de la corrección más acelerada, al menos, desde 1980. El índice ha abierto la jornada bajando 3,5%, el mayor descenso desde agosto de 2011.

Los nervios de los inversores se han acelerado después de que firmas como Goldman Sachs advirtieran de que las empresas estadounidenses registrarán un beneficio plano este año. La epidemia no está provocando únicamente caídas de las ventas en mercados clave como el chino, sino problemas en la cadena de suministro que afectan a decenas de sectores. JPMorgan también ha revisado a la baja su previsión de ganancias corporativas en 2020.

La situación está aumentando la presión a la Reserva Federal (Fed) para que baje los tipos en su próxima reunión de marzo. La intención del banco central era iniciar una etapa de estabilidad tras los tres recortes aplicados el año pasado. Sin embargo, las tensiones bursátiles y los efectos del coronavirus en la economía le obligarán, muy probablemente, a salir al rescate.

El 70% del mercado está convencido de que la Fed rebajará las tasas de manera inminente y algunos expertos adelantan hasta tres recortes en 2020. No obstante, muchos expertos son escépticos sobre los efectos de un recorte de los tipos en industrias que han quedado prácticamente paralizadas como la del transporte internacional.

El índice de votatilidad, conocido como VIX, está siendo un fiel reflejo de la situación al encontrarse en su máximo nivel desde octubre de 2011.