RIPE:
EXPANSIÓN

El Ministerio de Trabajo y Economía Social destacó que es un aumento inferior al que se ha producido en este mismo en años atrás

Expansión - Madrid

El número de personas paradas aumentó en 29.780 personas (un 0,79%) en agosto respecto al mes anterior, hasta alcanzar un total de 3.802.814 desempleados, en un verano marcado por el Covid-19 y las restricciones al turismo internacional.

El Ministerio de Trabajo y Economía Social ha destacado que "es un aumento inferior al que se ha producido en este mismo mes en los últimos cuatro años". Y ha añadido que "agosto es un mes tradicionalmente malo para el empleo debido al fin de la temporada turística de verano". De hecho, en todos los meses de agosto desde 2001 aumentó el paro registrado, salvo en 2013, cuando se redujo en 31 personas.

La cifra registrada este agosto supone un 45% menos del incremento que se produjo en el mismo mes de 2019, en plena fase expansiva de la economía, cuando el desempleo aumentó en 54.371 personas respecto al mes de julio de 2019.

Además, hay que destacar que en términos desestacionalizados el paro registrado se redujo en agosto en 34.371 personas.

Los servicios lideran la subida del paro
Por sectores, se observa que el desempleo subió, sobre todo, en servicios, con 20.216 (0, 76%) personas más, debido en gran medida a las restricciones de movilidad determinadas por los principales países emisores de turismo del mercado español así como por el final de la época estival.

Aun así, Trabajado ha subrayado que este aumento del paro en el sector servicios no alcanza ni el 10% del que se produjo en los meses de marzo y abril.

En la construcción se produjo un incremento en 7.983 (2,68%) parados y la Industria anota 2.981 (0,96%) inscritos más. Por último, desempleo en el colectivo sin empleo anterior se incrementó en 11.853 (3,78%).

La excepción fue el sector de la agricultura en el que paro se redujo en 13.523 (-6,61%) personas.

Asimismo, el paro subió en agosto entre las mujeres en 20.327 (+0,93%), hasta un total de 2.197.913 trabajadoras inscritas.

Trabajo ha explicado que el paro femenino solo se redujo durante el mes de julio desde el inicio de la pandemia y sigue manteniendo un saldo negativo para el empleo.

Tras tres meses de caída, el paro masculino aumentó, por su parte, en 9.453 trabajadores (+0,59%), hasta un total de 1.604.901 inscritos.

Asimismo, el desempleo entre los jóvenes menores de 25 años se incrementó en agosto en 7.804 personas (+2,43%) respecto al mes anterior.

¿En qué comunidades sube y baja el paro?
Por comunidades autónomas, el paro registrado bajó en agosto en ocho regiones, encabezadas por Navarra (-1.078), Cantabria (-763) y Extremadura (-548).

Subió, por el contrario, en las nueve comunidades restantes, sobre todo, en Cataluña (+11.293), Madrid (+6.260) y la Comunidad Valenciana (+5.694), que concentran el 78% de los nuevos parados.

Por otro lado, en el mes de agosto se firmaron 1.118.663 contratos, según los datos comunicados al Servicio Público de Empleo Estatal (Sepe), una cifra que equivale al 73,6% de los contratos firmados en agosto de 2019.

En agosto se firmaron 96.275 contratos de trabajo de carácter indefinido, que representan el 8,61% de todos los contratos.

Estos contratos de carácter indefinido se dividieron, en cuanto a la duración de su jornada, en 59.527 a tiempo completo y 36.748 a tiempo parcial.

El resto de contratos, hasta completar el total de 1.118.663 del mes de agosto, fueron 4.151 de carácter formativo y 1.018.237 otro tipo de contratos temporales.

Se crean 6.822 empleo
Por su parte, la Seguridad Social ganó en agosto una media de 6.822 cotizantes respecto al mes de julio (+0,04%), lo que situó el número total de ocupados en 18.792.376 cotizantes, según datos del Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, que ha destacado que es el cuarto mes consecutivo en el que aumenta la afiliación media.

El Departamento que dirige José Luis Escrivá ha destacado que es el cuarto mes consecutivo en el que aumenta la afiliación media tras el desplome provocado por la pandemia del covid-19 en marzo (-243.469 afiliados) y abril (-548.093). En mayo, la afiliación media subió en cerca de 97.500 personas, en junio lo hizo en más de 68.000 personas y en julio en más de 161.000 personas. Desde abril, el número medio mensual de afiliados ha crecido en 333.709 personas.

El Ministerio ha resaltado que el incremento de agosto es "especialmente relevante" si se tiene en cuenta que es la primera subida media de un mes de agosto en la serie que recoge estos datos (desde 2001). Así, ha recordado que en 2019, por ejemplo, se contabilizaron 212.984 afiliados menos.

El dato de afiliados medios es que el que se venía publicando antes de la crisis sanitaria. Desde el estallido de la misma, la Seguridad Social también facilita los datos de último día de mes, es decir, lo ocurrido entre el primer y el último día, pero sin hacer media.

En este sentido, el número de personas afiliadas a la Seguridad Social a día de 31 de agosto fue de 18.591.306, lo que supone 82.541 ocupados menos desde el inicio de agosto. Sin contar el dato del 31 de agosto, en el que se dieron de baja 211.566 ocupados, desde el inicio de mes se habrían sumado 129.025.

En términos desestacionalizados, la afiliación aumentó en agosto en 232.664 personas, lo que supone un incremento de 1,25%, "el mayor aumento de la serie", tras los descensos registrados en marzo (-356.703 afiliados), abril (-691.054) y mayo (-70.790).

En el último año el sistema ha perdido 527.851 cotizantes de media (-2,73%), la mayoría en el Régimen General (-525.165 cotizantes). El Régimen de Autónomos, por su parte, ha sumado 1.609 afiliados medios en comparación con agosto de 2019 (+0,05%).

Más de 306.000 salen del Erte en agosto
Según las cifras del Ministerio, desde que arrancó mayo han salido de expedientes de regulación temporal de empleo (Erte) tres de cada cuatro personas. El número de personas incluidas en Erte al cierre del mes de agosto era de 812.438 personas, lo que supone una reducción de 306.104 trabajadores respecto al mes anterior.

En términos relativos, el número de personas incluidas en Erte se han reducido 27,36% respecto al 31 de julio y un 76% frente al máximo, registrado el 30 de abril.

Del total de afiliados a cierre de agosto, 812.438 personas seguían en Erte. De ellos, 663.656 se encontraban en situación de Erte por fuerza mayor (-23,83% en comparación con julio). Además, del total, 165.598 tenían una suspensión parcial, lo que supone algo más de 20% del total de trabajadores incluidos en expedientes temporales de empleo.

Por su parte, las personas incluidas en Erte de no fuerza mayor ascendían a 148.782 a 31 de agosto, con una caída de 37.151 personas (-19,98% en comparación con julio).

A finales de agosto, los sectores donde hay más afiliados en un Erte son Servicios de comidas y bebidas (149.908 afectados), Servicios de alojamiento (104.102) y Comercio al por menor, excepto de vehículos de motor y motocicletas (61.771).

Geográficamente, la reducción de trabajadores en Erte ha sido "heterogénea" en el octavo mes del año. Así, el número de ocupados en estos expedientes se ha reducido notablemente en Cantabria, (-41,28%) y Castilla y León, donde se ha reduido un 37,85%.

Más del 70% de los trabajadores que estaban en Erte en abril, punto más alto de trabajadores suspendidos, ya había salido de él a 31 de agosto en Cantabria, Castilla-La Mancha, Castilla y León, Extremadura, Galicia, Murcia, Navarra y La Rioja.

Las actividades sanitarias ganan 31.795 afiliados
La afiliación media a la Seguridad Social creció en agosto en el Régimen General y en el de Autónomos, pero cayó en el del Mar, el Carbón y en el del Hogar. El Régimen General sumó 6.546 afiliados medios en agosto respecto a julio (+0,04%), mientras que el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA) ganó 406 ocupados (+0,01%).

Dentro del Régimen General, el Sistema Especial Agrario restó 4.247 afiliados medios en relación a julio y el del Hogar restó 557 personas. Además, el régimen del Mar registró un descenso de 115 personas (-0,18%) y el del Carbón perdió una media de 11 afiliados.

Por sectores, los que más afiliados sumaron fueron los de actividades sanitarias y de servicios sociales, con 31.795 afiliados más, hostelería (+24.537) y actividades administrativas y servicios auxiliares, con un incremento de 12.282 personas.

El descenso más acusado fue para la educación, que perdió 34.147 afiliados, seguido de las actividades artístias, recreativas y de entretenimiento (-8.690), Construcción (-7.355) e Industria Manufacturera (-7.420 personas).