.
REINO UNIDO El Banco de Inglaterra desafía a los mercados y mantiene las tasas de interés en 0,1%
jueves, 4 de noviembre de 2021

En su decisión de política monetaria dijo que probablemente tendría que subir la tasa de interés bancario "en los próximos meses"

Reuters

El Banco de Inglaterra mantuvo los tipos de interés el jueves, frustrando las expectativas de los inversores de una subida que le habría convertido en el primero de los grandes bancos centrales del mundo en subir los tipos tras la pandemia del covid-19.

El Banco de Inglaterra mantuvo viva la perspectiva de una política monetaria más estricta en breve, afirmando que probablemente tendría que subir la tasa de interés bancario desde su mínimo histórico del 0,1% "en los próximos meses" si la economía se comporta como se espera.

Sin embargo, siete de los nueve responsables de la política monetaria votaron a favor de aplazar la subida de los tipos de interés por el momento para comprobar cuántas personas se quedan sin trabajo tras el reciente fin del plan de subsidios financiados por el Estado para proteger el empleo.

Sólo dos miembros del Comité de Política Monetaria —el vicegobernador Dave Ramsden y Michael Saunders— votaron a favor de una subida inmediata de las tasas en 15 puntos básicos.

La libra esterlina caía frente al dólar estadounidense y el euro, y los precios de la deuda pública británica repuntaban al verse los inversores desorientados por el anuncio del Banco de Inglaterra.

Los mercados habían dado por segura una subida de tipos después de que el gobernador del banco central, Andrew Bailey, hablara el mes pasado de la necesidad de actuar para contener las expectativas de inflación.

"La pregunta es por qué el gobernador ha sonado tan agresivo en los últimos dos meses, cuando en un discurso tras otro ha aumentado claramente las expectativas del mercado", dijo Paul O'Connor, jefe del equipo de multiactivos de Janus Henderson.

La cautela del Banco de Inglaterra se produce un día después de que la Reserva Federal de Estados Unidos dijera el miércoles que empezaría a reducir su programa de compra de bonos este mes, un anticipo de su primera subida de tasas, que los inversores esperan para mediados de 2022.

El Banco Central Europeo ha sido más explícito en su determinación de mantener los estímulos a la economía de la zona euro. Su presidenta, Christine Lagarde, dijo el miércoles que es muy poco probable que el BCE suba el coste de la deuda el próximo año.

El jueves, el Banco de Inglaterra dijo que su Comité de Política Monetaria (MPC, por sus siglas en inglés) decidió por 6 votos a favor y 3 en contra por permitir que su programa de compra de bonos públicos alcance su tamaño total de 875.000 millones de libras. Catherine Mann se unió a Ramsden y Saunders para reducir esa parte del programa de estímulo del Banco de Inglaterra.

Incluyendo sus 20.000 millones de libras en bonos corporativos —que este mes comenzarán a reinvertirse en deuda más ecológica— el objetivo total de compra de activos se mantuvo en 895.000 millones de libras.

"VALOR EN ESPERA"

El Banco de Inglaterra dijo que la mayoría de los miembros de su Comité de Política Monetaria seguían pensando que era conveniente esperar para ver la evolución a corto plazo del mercado laboral antes de retirar estímulos, una advertencia contra las apuestas prematuras de endurecimiento que también hicieron en septiembre.

Anteriormente, la oficina de estadística británica dijo el jueves que los datos de las encuestas mostraban que la mayoría de los trabajadores que seguían con el programa de bajas temporales financiadas por el Estado, cuando se cerró a finales de septiembre, habían vuelto a sus empresas con el mismo número de horas.

Los miembros del Comité de Política Monetaria del Banco de Inglaterra que votaron en contra de una subida de los tipos también señalaron la reciente desaceleración de la demanda de los consumidores y el riesgo de que una mayor inflación afecte al gasto de los hogares.

Una encuesta de Reuters publicada la semana pasada mostraba que los economistas esperaban mayoritariamente una votación de 6-3 a favor de mantener los tipos de interés bancarios.

El sondeo de Reuters apuntaba a que no habría cambios en el programa de compra de bonos.

Las nuevas previsiones del banco central dibujan un crecimiento económico británico más débil, ya que los cuellos de botella que han lastrado las cadenas de suministro mundiales continúan a corto plazo.

El organismo consideró que la quinta economía del mundo recuperaría su tamaño anterior a la pandemia en el primer trimestre de 2022, más tarde que la proyección del Banco de Inglaterra realizada en agosto para los últimos tres meses de este año.

La tasa de crecimiento económico de Reino Unido prevista para 2021 se recortó ligeramente, hasta el 7%, y la previsión para 2022 se redujo al 5%, frente a una proyección anterior del 6%. Es previsible que el crecimiento se ralentice bruscamente, hasta el 1,5% en 2023 y el 1% en 2024.

La inflación se situará en torno al 5% en abril del próximo año, impulsada sobre todo por el aumento de los precios mundiales de la energía, antes de volver a caer justo por debajo del 2% que el banco central se ha fijado como objetivo al final de su período de proyección de tres años.

MÁS DE GLOBOECONOMÍA

Construcción 23/11/2021 Las ciudades latinas con el metro cuadrado más barato para comprar apartamento

Quito y Bogotá tienen los precios más bajos por metro cuadrado entre 14 de los centros urbanos más importantes de Latinoamérica

Reino Unido 23/11/2021 AstraZeneca inaugura nuevo laboratorio para su estrategia covid en el Reino Unido

Reino Unido ordenó 100 millones de dosis de la vacuna de Astra el año pasado y finalmente limitó su uso a mayores de 40 años

Estados Unidos 23/11/2021 El presidente Joe Biden da nuevo sello de autonomía a una golpeada Reserva Federal

Se reveló que algunos de los miembros del Banco Central habían realizado transacciones de valores financieros mientras la Fed

MÁS GLOBOECONOMÍA