RIPE:
EXPANSIÓN

El Banco de Francia calcula que el nuevo confinamiento en vigor en el país desde el 30 de octubre agravará la caída económica

Expansión - Madrid

El Banco de Francia calcula que el nuevo confinamiento en vigor en el país desde el 30 de octubre agravará la caída de la actividad económica en noviembre, que será del 12%, y eso le ha llevado a corregir a la baja sus previsiones de la recesión para el conjunto de 2020, al 9-10%.

El gobernador del Banco de Francia, François Villeroy de Galhau, dio estas cifras en una entrevista a la emisora RTL, a partir de su informe mensual de coyuntura sobre la base de la encuesta a las empresas.

Según sus estimaciones, en octubre la pérdida del producto interior bruto (PIB) respecto al nivel normal anterior a la pandemia de coronavirus fue del 4%, con una caída sobre todo en la restauración y el alojamiento por las medidas de toque de queda que se habían aplicado desde el 17 de ese mes.

En noviembre el descenso se agravará por el confinamiento, con una reducción de la actividad moderada en la industria y en la construcción y mucho más marcada en los servicios, que se traducirá en una pérdida global en ese mes del 12% si se compara con lo que se podía esperar antes de la crisis.

En septiembre, el Banco de Francia había considerado que el PIB francés caería un 8,7%.

La baja de la actividad por este nuevo confinamiento domiciliario, que debe durar al menos un mes, será menos intensa que durante el primero en primavera. En abril, el hundimiento había sido del 31%.

Con la nueva ola epidémica, el Gobierno francés también ha revisado sus perspectivas y espera ahora un bajón de la economía del 11% en 2020, un punto más de lo que auguraba a comienzos de otoño.