El martes, el líder de la mayoría de Senado, Mitch McConnell, propuso terminar con el estancamiento aprobando un paquete específico de ayuda

Reuters

La Cámara de Representantes de Estados Unidos votará el miércoles sobre un proyecto de ley de financiamiento temporal que busca otorgar más tiempo a los legisladores para negociar un acuerdo de estímulos fiscales por el covid-19 y una ley de gastos federales que evite un cierre de agencias del Gobierno.

La medida provisoria apunta a impedir que los actuales fondos para programas federales se agoten el viernes por la noche (0500 GMT del sábado), extendiendo los actuales niveles de financiamiento hasta el 18 de diciembre.

Después de la votación en la Cámara baja dominada por los demócratas, el Senado liderado por los republicanos debería seguirle hacia el final de la semana y entonces enviar la ley al presidente Donald Trump para su promulgación.

La medida otorgará al Congreso otros siete días para aprobar una ley más onerosa con gastos por US$1,4 billones, que los líderes del Congreso buscan vincular al esperado paquete de nuevos estímulos para paliar los efectos del covid-19, aunque no está claro que se pueda alcanzar un acuerdo en ambos frentes.

Los miembros del Congreso no han podido concretar un compromiso tras meses de discusiones sobre una nueva ronda de estímulos que mitigue los estragos provocados por confinamientos y ceses de actividades, después de haber aprobado rápidamente un plan de alivio por US$3 billones en la primavera boreal.

Desde entonces la pandemia ha vuelto a cobrar fuerza sobrepasando los niveles solo vistos en los peores momentos de la crisis sanitaria, con casi 200.000 casos diarios que se reportan cada día en el país y nuevos confinamientos en algunas áreas.

Más de 283.000 estadounidenses han perdido la vida por el covid-19 y millones han quedado sin empleo.

El martes, el líder de la mayoría de Senado, Mitch McConnell, propuso terminar con el estancamiento aprobando un paquete específico de ayuda que otorgue dinero para la distribución de una vacuna y para pequeñas empresas, sin incluir los asuntos más complejos de negociar: las protecciones de responsabilidad de las firmas que desean los republicanos y más fondos para gobiernos locales que piden los demócratas.

Pero el líder demócrata del Senado, Chuck Schumer, y otros legisladores de su partido rechazaron la oferta porque no incluía nuevos fondos para gobiernos locales y estatales, lo que pondría el riesgo los empleos de policías, bomberos y otros trabajadores públicos