RIPE:
EL ECONOMISTA

Se financiará a ONG estadounidenses para que ejecuten en México proyectos que contribuyan a aumentar la conciencia de la legislación

El Economista - Ciudad de México

Estados Unidos destinó una partida presupuestaria de US$32 millones para brindar asistencia a México relacionada con las obligaciones laborales establecidas en el Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC).

A partir de enero de 2020, la Oficina de Asuntos Laborales Internacionales (ILAB, por sus siglas en inglés) otorgó ese monto para ayudar a México a cumplir con los compromisos laborales en el T-MEC, mejorar las condiciones de trabajo y fortalecer el Estado de derecho.

El Departamento del Trabajo (DOL por su sigla en inglés) destacó que la asistencia técnica de ILAB ha sido, y seguirá siendo, clave para garantizar que México cumpla con sus compromisos en virtud del acuerdo.

Hasta ahora, el DOL ha invertido esos US$32 millones en fondos de subvenciones con planes de invertir US$180 millones adicionales en los próximos cuatro años a receptores no gubernamentales para apoyar la implementación del T-MEC.

El DOL anticipa que los proyectos de asistencia técnica desarrollarán la capacidad de la Secretaría del Trabajo de México para implementar la nueva legislación laboral, aumentar la conciencia sobre los nuevos requisitos de la legislación laboral, brindar capacitación a trabajadores y empleadores para mejorar las relaciones laborales y la negociación colectiva, y relacionarse con las organizaciones de la sociedad civil para promover condiciones de trabajo aceptables.

Además, el DOL se centrará en la creación de capacidad centrada en los trabajadores y los esfuerzos para reducir la discriminación en el lugar de trabajo, el trabajo infantil, el trabajo forzado y la trata de personas.

A uno de los proyectos, llamado Cumplimiento en autopartes a través de la aplicación de la ley laboral (Calle), se le destinó US$5 millones y es implementado por Impaq para mejorar las condiciones de trabajo en el sector mexicano de partes automotrices al hacer más eficiente la aplicación de las leyes laborales por parte del gobierno, con un enfoque en alinear las prácticas laborales con la reciente reforma laboral de México,

Otro proyecto consiste en la mejora de la adhesión a las normas internacionales del trabajo en el sector agrícola en México, con un apoyo de US$8 millones y dirigido por Verité, en el que se trabajará para mejorar el cumplimiento de las leyes laborales relacionadas con el trabajo infantil, el trabajo forzoso, la seguridad y salud en el trabajo y otras condiciones laborales en la caña de azúcar y sector del tabaco en Jalisco y Nayarit.

Un tercer caso se llama Empoderando a las mujeres y las niñas para el futuro del trabajo (Equal), con US$5 millones e implementado por World Vision. Se centrará en preparar a las mujeres y niñas vulnerables para el futuro del trabajo en los sectores de la caña de azúcar y el café a través de capacitación y un mejor acceso a los derechos laborales en Oaxaca y Veracruz.

El proyecto Involucrar a los trabajadores y la sociedad civil para fortalecer la aplicación de la ley laboral cuenta con US$5 millones, es ejecutado por Solidarity Center y tiene como fin desarrollar la capacidad de los trabajadores mexicanos y las organizaciones democráticas de trabajadores en el contexto de la reforma de la legislación laboral para crear conciencia sobre las normas laborales, identificar violaciones de legislación laboral, brindar apoyo legal y mejorar la defensa y las funciones administrativas.

T-MEC, primer TLC con estándares laborales:

• Cada Parte adquiere el compromiso de establecer en su legislación laboral el reconocimiento y respeto de los derechos fundamentales reconocidos al amparo de la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

• Adicionalmente, incluye un anexo relativo a la implementación de la reforma laboral de México en relación con la negociación de contratos colectivos de trabajo.

• En particular, el anexo obliga al gobierno mexicano a incluir disposiciones en su legislación interna que aseguren que, previo al registro inicial de un contrato colectivo de trabajo o durante la revisión de este, mediante el voto individual y secreto de los trabajadores, que el contrato cuente con el apoyo de la mayoría de los trabajadores.

• Los casos de acción o inacción sostenida o recurrente en la aplicación de la legislación laboral por parte un gobierno, que afectan al comercio y la inversión, se sujetarán al mecanismo de solución de controversias del Tratado.

• Se permite no sólo elevar aranceles, sino también el bloqueo de exportaciones de un país a otro país en la región, si se reiteran violaciones laborales por parte de una instalación manufacturera, de servicios o que involucre a la minería.

• Es establece un panel expedito para ciertas violaciones en materia laboral, cuando involucren incumplimientos al tratado referentes a la aprobación de un líder sindical y a la constitución o modificación de un contrato colectivo.

• Crea “un comité interinstitucional” que supervisará la implementación de la reforma laboral en México, y requisitos de informes laborales continuos para el Congreso.

Compromisos de México en el Anexo 23A

• Eliminar todas las formas de trabajo forzoso u obligatorio.

• Proteger el derecho de los trabajadores a organizarse, formar y afiliarse al sindicato de su elección.

• Prohibir la injerencia del empleador en las actividades sindicales, la discriminación o la coerción contra los trabajadores.

• Prever el ejercicio de un voto personal, libre y secreto de los trabajadores para las elecciones y acuerdos sindicales.

• Establecer y mantener organismos independientes e imparciales para registrar elecciones sindicales y resolver disputas relacionadas con convenios colectivos.

• Establecer tribunales laborales independientes.