La empresa infringió leyes ambientales al exceder las emisiones de vehículos de pasajeros y furgonetas diesel

Reuters

Daimler AG pagará una multa civil de 875 millones de dólares por violar las leyes de Estados Unidos como parte de un acuerdo de 1.500 millones de dólares con reguladores del país y de California por emisiones excesivas en vehículos de pasajeros y furgonetas diésel, dijeron dos fuentes con conocimiento del tema.

El Departamento de Justicia de Estados Unidos y la Agencia de Protección Ambiental confirmaron que ofrecerán una conferencia de prensa a las 14.00 hora local del lunes para entregar detalles del acuerdo por las violaciones de emisiones en los vehículos diésel Mercedes-Benz.

La automotriz alemana y matriz de Mercedes-Benz reveló el 13 de agosto que alcanzó un principio de acuerdo para resolver las demandas civiles y ambientales asociadas a 250.000 vehículos y furgonetas en Estados Unidos, después de que la compañía utilizó un software para eludir las normas sobre emisiones.

Daimler dijo en agosto que espera que los costos de los acuerdos con las autoridades de Estados Unidos sumen un total de 1.500 millones de dólares, mientras que los alcanzados con propietarios sumarán unos 700 millones de dólares y "gastos adicionales por un monto en la medianía de tres dígitos en millones EUR (euros) para cumplir los requisitos de los acuerdos".

Los acuerdos exigirán que Daimler aborde las emisiones excesivas de los vehículos como parte de los decretos de consentimiento vinculantes que deben ser aprobados por un juez de Estados Unidos. Daimler emitirá garantías extendidas, pero no se le pedirá que recompre vehículos, dijeron dos personas informadas sobre el asunto.

El acuerdo incluye una multa civil de 875 millones de dólares impuesta en virtud de la Ley de Aire Limpio, dijeron las fuentes, la segunda más alta de la historia.

Fiat Chrysler Automobiles NV llegó a un acuerdo en 2019 por cerca de 800 millones de dólares para resolver demandas de reguladores y propietarios por el uso de software ilegal que entregaba resultados falsos en las pruebas de emisiones de diésel.