RIPE:
DIARIO FINANCIERO

Inversionistas globales mirando acciones por sobre bonos y observando otras latitudes como los mercados asiáticos son opciones

Diario Financiero - Santiago

Las elecciones presidenciales de Estados Unidos comienzan a quedar atrás luego que el candidato demócrata superara los 270 votos electorales para asegurar su triunfo. De cara a este nuevo escenario político en EEUU en donde Biden estará acompañado de un Senado controlado por los republicanos, en el mercado comienzan a mirar más allá.

La chief investment officer de Wealth Management de Morgan Stanley, Lisa Shallet, indica "seguimos creyendo que los inversionistas deberían hacer hincapié en las acciones mundiales sobre los bonos". Las proyecciones de Morgan Stanley indican que el S&P 500 podría llegar a 3.700 puntos a mediados del próximo año.

Shallet señala que existen tres razones para tener este escenario: "La recuperación económica en forma de V está en terreno firme, la Reserva Federal que sigue siendo muy moderada y, lo otro, que es poco probable que la trayectoria del Covid-19 conduzca a cierres nacionales", comenta Shallet.

El Chief Cross-Asset Strategist de Morgan Stanley Research, Andrew Sheets, agrega que "en los mercados emergentes, nuestros estrategas son más constructivos sobre las divisas y el crédito que sobre las acciones. Seguimos siendo cautelosos con el petróleo, dados los débiles fundamentos, pero nos hemos vuelto más constructivos en varias grandes empresas energéticas de la UE".

Frente al ruido judicial que se avecina por Trump en su intento de retener la presidencia de Estados Unidos, es probable que los inversionistas lo ignoren según Julius Baer y de hecho, podrían sacarle partido mirando oportunidades en otras latitudes.

Efecto e-commerce

Según el jefe de Investigación del banco suizo, Christian Gattiker, esta situación podría generar que los inversionistas globales miren a otros eventos como el "Día de los Solteros" de Alibaba en Asia, que incluso ha eclipsado al Black Friday y el Cyber Monday.

Julius Baer resalta que las ventas de Alibaba para el evento "Single Day" de este año probablemente superen los 300.000 millones de yuanes, incluso más que los 268.000 millones de yuanes del año pasado.

Dentro de ese contexto, la tendencia se ha inclinado hacia el comercio online. "Las cifras también muestran el cambio masivo hacia el consumo en línea, como si la pandemia global no hubiera sido la confirmación final de la mayor disrupción en el comercio minorista desde la introducción de los centros comerciales", sostiene el análisis de Julius Baer.

Por otro lado, el banco privado suizo destaca las oportunidades cíclicas en Asia, como por ejemplo Japón. El Nikkei ha mostrado una ruptura desde una base que llevaba dos décadas. "Esto es extremadamente optimista a largo plazo y es un buen momento para reconsiderar el espacio", menciona Gattiker.

Lea el artículo aquí.