RIPE:
EXPANSIÓN

La marcha de Mayer se produce en un momento crítico para la empresa, sobre la que pesa una amenaza de prohibición en EE.UU.

Diario Expansión - Madrid

Nuevo capítulo en el culebrón de TikTok. Kevin Mayer, el exdirectivo de Disney que fichó la compañía china para llevar las riendas del negocio, ha presentado su dimisión como consejero delegado. La marcha de Mayer se produce en un momento crítico para la compañía, sobre la que pesa una amenaza de prohibición en Estados Unidos.

Donald Trump, presidente del país norteamericano, firmó el pasado 14 de agosto una orden ejecutiva en la que daba un plazo de 90 días a Bytedance, dueño de la aplicación de vídeos, para vender su negocio a una compañía estadounidense o, en su defecto, cerrar sus operaciones en el país y deshacerse de los datos que ha recabado de los usuarios. Trump asegura que TikTok supone una amenaza para la seguridad nacional, acusaciones que han sido negadas de manera reiterada por la compañía, que ha demandado esta semana a la Administración Trump.

Bytedance anunció el fichaje de Mayer a mediados de mayo. La compañía buscaba en este veterano ejecutivo de Disney un directivo que le permitiera afianzar su negocio en Occidente y mostrar su disposición de desligarse de China. Mayer, que tomó las riendas de TikTok el pasado 1 de junio, había sido el máximo responsable del negocio de streaming del gigante estadounidense de entretenimiento. Con el nombramiento de un reputado ejecutivo estadounidense, TikTok buscaba ganarse la confianza de usuarios y marcas.

Además de CEO de Tik Tok, Mayer también era director de operaciones de ByteDance, reportando directamente a Yiming Zhang, el fundador y consejero delegado del grupo chino.

Vanessa Pappas, actual directora general de TikTok en Estados Unidos, llevará las riendas de TikTok de manera interina, según una carta a los empleados de la empresa.

El ex ejecutivo de Disney tomó la decisión de irse después del ultimátum de Trump de mediados de agosto, según asegura Financial Times.

En una carta a los empleados, Mayer dijo que el entorno político había "cambiado drásticamente" en las últimas semanas y que el rol del director ejecutivo sería muy diferente si se vende el negocio estadounidense de TikTok. Microsoft, Oracle y Twitter se han mostrado interesadas en adquirir las operaciones de la compañía en Estados Unidos, Canadá, Australia y Nueva Zelanda.

Mayer asegura a los empleados que habrá una "resolución muy pronto" en el proceso de venta de TikTok en Estados Unidos.