.
JUDICIAL Después de Londres, la siguiente batalla de Uber es en Brasil
martes, 24 de octubre de 2017

Las regulaciones brasileñas se suman a los desafíos que enfrenta el nuevo presidente ejecutivo de Uber, Dara Khosrowshahi.

Bloomberg

Uber se enfrenta a una fuerte presión legislativa en Brasil, lo que podría hacer que su actual modelo de negocios sea inviable en su segundo mercado más grande después de Estados Unidos.

La sesión plenaria del Senado de Brasil debiera comenzar el martes a debatir un proyecto de ley que regularía a Uber y a otras aplicaciones de transporte a pedido como Cabify, 99 y Lady Driver como servicios de taxis en lugar de compañías de tecnología. Los cambios en las reglas "aumentarían tanto la burocracia de los conductores que usan las aplicaciones que el sistema se volvería inviable", dijeron las compañías en un comunicado de prensa conjunto. La cámara baja aprobó el proyecto de ley hace seis meses.

Las regulaciones brasileñas se suman a los desafíos que enfrenta el nuevo presidente ejecutivo de Uber, Dara Khosrowshahi, incluyendo la suspensión de la licencia de operación en Londres, una batalla en la sala de juntas con el cofundador Travis Kalanick, una demanda por tecnología de vehículos autónomos, denuncias de una cultura sexista en la empresa y varias investigaciones gubernamentales en curso. Al igual que en Londres, el servicio de automóviles masivamente popular ha prosperado en Brasil, pero no sin controversia. Si bien la compañía ha proporcionado abundante trabajo independiente en medio de un desempleo de dos dígitos en el país sudamericano, también ha enfrentado demandas por sus prácticas laborales.

El argumento de Uber de que llena un vacío dejado por la combinación de transporte público inadecuado y barrios descuidados por los servicios de taxi tradicionales de Brasil es cuestionado por conductores profesionales que dicen que la compañía está socavando injustamente sus negocios.

"En efecto, Uber es una forma de transporte público y ya ha resultado en una pérdida de ingresos para el tránsito masivo", dijo Humberto Costa, senador del PT y líder de la minoría de la cámara alta. "Debe haber algunas reglas, es en interés del consumidor y del transporte público".

En abril, una votación de la Cámara de Diputados aprobó el proyecto de ley que definía a Uber y otros como servicios públicos y otorgaba a las autoridades municipales el derecho a regularlos. Los conductores necesitarían las mismas matrículas rojas que los taxis, que solo podrían adquirir a través de un permiso de la ciudad.

Antes de la votación del martes, tanto los taxistas como los expertos en lobby de Uber se apretujaron en los corredores de la cámara alta de Brasil, compitiendo para presionar a los senadores.

"No le tememos a la innovación, no le tememos a la competencia, pero debe ser justa", dijo Antonio Pascoal, un taxista de 59 años de Rio de Janeiro.

Mientras tanto, Uber emitió un comunicado de prensa en el que afirma que ha pagado 495 millones de reales (US$152 millones) en impuestos en lo que va de este año.

"Cada día más y más brasileños se refugian de la crisis económica que estamos experimentando al generar ingresos de una manera digna y sin complicaciones", dijo en el comunicado Guilherme Telles, director general de Uber en Brasil.

Si el Senado aprueba el proyecto de ley como está, el presidente Michel Temer puede firmarlo como ley. Si el Senado altera el proyecto de ley, regresa a la cámara baja para una segunda votación.

MÁS DE GLOBOECONOMÍA

Hacienda 25/09/2021 El legado de Ángela Merkel: del “país enfermo” de Europa a su principal potencia

La saliente canciller de Alemania lidió con varias crisis mundiales y ayudó a su país a superar las consecuencias de la unificación

Energía 25/09/2021 Bajo sanciones, Venezuela e Irán alcanzan acuerdo de canje petrolero por seis meses

Los ministerios de petróleo de los países y las estatales Pdvsa y Nioc pueden tener previsto que el tiempo pueda extenderse

Bolsas 24/09/2021 Las acciones se tambalean mientras la represión China envuelve a las criptomonedas

Decisión de China golpea un mercado que está en auge y aumenta las preocupaciones sobre las regulaciones para varias industrias

MÁS GLOBOECONOMÍA