martes, 6 de agosto de 2013
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Reuters

El déficit comercial en Estados Unidos se redujo con fuerza en junio y alcanzó su menor nivel en más de 3 años y medio debido a que las importaciones cayeron y las exportaciones tocaron un máximo histórico, lo que sugiere que el crecimiento de la economía en el segundo trimestre del año podría ser revisado al alza.

El Departamento de Comercio que el déficit comercial cayó un 22,4%, a US$34.200 millones, el menor desde octubre del 2009. El porcentaje del declive fue el mayor desde febrero del 2009.

El saldo negativo de mayo de la balanza comercial fue revisado a US$44.100 millones desde los US$45.000 millones informados previamente.

Economistas consultados por Reuters pronosticaban que el déficit comercial se reduciría a sólo US$43.500 millones en junio.

Ajustado por inflación, el déficit comercial se redujo a US$43.200 millones, el menor desde enero del 2010, desde US$51.900 millones en mayo.

El llamado déficit comercial real en junio sugiere que el Gobierno podría elevar su estimación inicial del Producto Interno Bruto (PIB) del segundo trimestre, publicado la semana pasada.

“Si todo lo demás es igual, esto podría significar una revisión neta al alza de alrededor de 0,8 puntos porcentuales y llevar el crecimiento del segundo trimestre a un 2,5 por ciento”, dijo Tim Quinlan, economista de Wells Fargo Securities.

El comercio restó 0,8 puntos porcentuales al crecimiento del PIB del segundo trimestre. La economía se expandió a una tasa anual del 1,7%, que se compara a un ritmo del 1,1% en el primer trimestre. La austeridad en Washington y una demanda global más débil pesaron en la economía estadounidense en la primera mitad del año, pero se espera que la actividad recupere el impulso para el resto del 2013.

En junio, las importaciones de bienes y servicios cayeron en un 2,5 %, a US$225.400 millones. Eso reflejó fuertes declives en importaciones de petróleo y suministros y materiales industriales.

Las exportaciones de bienes y servicios subieron un 2,2%, a un récord de US$191.200 millones.