.
GLOBOECONOMÍA Cristina detona la relación con EE.UU. y deja abierta pelea con buitres hasta fin de mandato
viernes, 26 de septiembre de 2014
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Ripe

Cristina quiere que el nuevo marco legal esté vigente antes de la 70ª Asamblea General del organismo, que se celebrará un mes antes de las elecciones presidenciales de 2015. Ese es el logro diplomático internacional que pretende enarbolar en el tramo final de la campaña para fortalecer a sus candidatos, fundamentalmente a los camporistas y otros fieles que ocuparán espacios en las listas, y preservar así poder a la hora de la sucesión. Quizá sobrevuele en ella la idea de un regreso triunfal, al estilo de la chilena Michelle Bachelet, como ya sueñan muchos de esos kirchneristas.

Pero para que ese escudo "antibuitre" tenga el efecto político buscado, hay una causa pendiente que Cristina ya decidió cómo terminará: la pulseada con Paul Singer y los demás holdouts quedará irresuelta. No habrá acuerdo ahora ni a partir de enero, cuando cae la cláusula RUFO que impide mejorar la oferta planteada en los canjes de 2005 y 2010.

La jefa de Estado se ajustará a la letra de la ley con la que cambió la sede de pago y abrió la posibilidad de otra reestructuración para evitar darle a los buitres, o a cualquier otro acreedor que no haya canjeado sus bonos, un centavo más que lo que recibe el resto de los bonistas. Por ello que la solución con la que aún se esperanzan algunos representantes del sector privado ávidos de que se normalicen inversiones para encarrilar sus inversiones, contempla los mismos parámetros.

Quien le compre la deuda a los buitres, no cobrará más que los bonistas, entre ellos el propio George Soros, que ya posee muchos millones en títulos del canje, y se muestra preocupado por la perspectivas de un país del que espera obtener buenos réditos, fundamentalmente por su papel como accionista de YPF y la promesa de la explotación de un megayacimiento como Vaca Muerta.

Ningún cambio ante Griesa
Con la meta definida, Cristina se desentenderá de cualquier otra decisión que tome al respecto el juez Thomas Griesa, a quien ya ningunea con su cargo ‘municipal’ y desafía a distribuir, embargar o devolver los US$539 millones que mantiene retenidos en el Bank Of New York Mellon desde hace meses.

De hecho, en la nueva audiencia a la que citó Griesa para el próximo lunes no piensa transmitir nuevos argumentos a través de sus abogados que los ya dados. Si el juez declara el desacato y ordena el pago de una multa de US$50.000 diarios, como pidieron los buitres, seguirá sin acatar.

La Presidenta sabe que este hecho irresuelto aleja cada vez más a la Argentina del mercado de crédito internacional. Y se encargó de recordar ante la ONU que de la crisis que afrontó Néstor Kirchner, se salió también sin acceso a los mercados.

Pero hoy, con una economía en crisis por el alto déficit fiscal, la elevada inflación y los problemas cambiarios y comerciales, entre otros, necesita una fuente de financiamiento con la que afrontar el temporal.
Contra Washington, Londres y Berlín

La votación que realizó la ONU días atrás para aceptar el tratamiento del proyecto antibuitre, le dejó en claro que ya no podía contar con los centros financieros más poderosos. Estados Unidos, Alemania e Inglaterra, junto a otros ocho países, rechazaron la iniciativa. Y la Presidenta decidió detonar las relaciones y enfocar su mira en China y Rusia, cuyos mandatarios optaron por no acercarse siquiera a la vera del Río Hudson, donde se emplaza el edificio de las Naciones Unidas.

Así, volvió a castigar en el discurso a los ingleses por no atender la resolución de la ONU que obliga a debatir la soberanía de las islas Malvinas, fustigó a los alemanes por criticar el incumplimiento de la sentencia de Griesa y disparó toda su carga sobre EE.UU. y Barack Obama, por la estrategia bélica planteada para combatir al terrorismo y lo que considera un discurso acomodaticio a la hora de establecer quienes son amigos y quienes enemigos. Así fue un paso más allá tras los cuestionamientos al encargado de negocios de la embajada de EE.UU. en la Argentina o empresas como American Airlines.

El tema pasó desapercibido para esa multitud cosmopolita de personas que conforman la población neoyorquina. Para algunos, la mayor preocupación pasaba ayer por el retiro de la máxima estrella de los Yanquis, el beisbolista Dereck Jeter. De hecho, asociaban la lluvia que caía en Manhattan con la tristeza por la pérdida de su capitán. Para otros, radicaba en el resultado de la ofensiva estadounidense sobre las posiciones yihadistas en Siria, tema que dominó la tapa de los diarios, sobre todo después de que Obama llamara a profundizar los ataques contra los extremistas.

De Cristina, poco se escuchó, pese a que en su crítica a EE.UU., a la hora de defender el memorándum de entendimiento con Irán, terminó por atacar duramente también a la comunidad judía local. Hoy, en esta ciudad los judíos optaron por el silencio. Se encuentran sumidos en la celebración de su año nuevo. Tal vez las respuestas lleguen en algunos días. Como las del gobierno estadounidense. Pero difícilmente marquen un camino de entendimiento con un gobierno que ya eligió la vereda opuesta.

MÁS DE GLOBOECONOMÍA

Hacienda 23/06/2021 Argentina logra acuerdo por deuda con el Club de París: aseguró ministro de Economía

El acuerdo logrado implica un período de tiempo hasta el 31 de marzo del 2022 para lograr una reestructuración de la deuda vigente

Perú 21/06/2021 Perú recibirá un millón de dosis de la farmacéutica Sinopharm la próxima semana

El ministro de Salud peruano estimó que el país habrá vacunado a más de seis millones de personas antes de que acabe el Gobierno

Comercio 21/06/2021 México DF y Bogotá son las ciudades del futuro en la región según el Financial Times

México logró cinco puestos en el ranking, mientras que el listado general de las Américas lo lideró Nueva York, seguido de Toronto

MÁS GLOBOECONOMÍA