Los republicanos del Senado optaron por no presentar la medida durante una breve sesión después de que demócratas reafirmaron demandas

Reuters

Un esfuerzo para obtener asistencia para las pequeñas empresas estadounidenses que luchan contra el brote de coronavirus se estancó el lunes en el Congreso, ya que la emergencia de salud no logró que republicanos y demócratas superaran sus diferencias.

Los republicanos del Senado, que presionan a los legisladores para que acuerden ayuda adicional para las empresas por US$250.000 millones, optaron por no presentar la medida durante una breve sesión después de que los demócratas reafirmaron sus propias demandas de una legislación más amplia.

"Es hora de que los republicanos renuncien a la postura política de proponer proyectos de ley que saben que no pasarán por ninguna de las cámaras y tomar en serio la situación y trabajar con nosotros hacia una solución", dijeron en un comunicado la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, y el líder demócrata del Senado, Chuck Schumer.

El senador republicano Dan Sullivan, quien presidió una sesión del lunes que duró menos de un minuto, dijo que el proyecto de ley republicano se necesita ahora porque el dinero para las pequeñas empresas está comenzando a agotarse.

"¿Habrá oportunidad de hablar sobre los otros programas? Sí, pero muchos de nosotros ni siquiera hemos gastado nada de dinero", dijo el legislador a periodistas.

El último intento demócrata de una legislación más amplia citó las esperanzas del presidente republicano Donald Trump de comenzar a reabrir la economía el 1 de mayo, al subrayar la necesidad de pruebas adicionales de coronavirus.