sábado, 22 de octubre de 2016
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Carlos Rodriguez Salcedo - crodriguez@larepublica.com.co

La compra, al final, podría ascender a los US$108.700 millones, incluyendo la deuda de Time, aunque el precio podría variar si hay una renegociación en cuanto a estos compromisos. Inicialmente, según informó Reuters, AT&T pagará US$107,5 por cada título de Time Warner, por lo que cada accionista recibirá efectivo y, el resto en acciones de esa empresa.

Las especulaciones finalizaron el sábado pasado cuando ambas firmas publicaron un comunicado en donde destacaron  el resultado de la adquisición. “Tenemos la intención de dar a los clientes una selección inigualable, calidad, valor y experiencias que definan el futuro de los medios”, comentó Randall Stephenson, presidente de AT&T. Frente a esto, Jeff Bewkes, máximo directivo de Time Warner, dijo que la compra es “un paso natural entre dos empresas con grandes legados de innovación”.

Y es que de no tener contratiempos con los reguladores, AT&T se quedaría con una compañía que es dueña de cadenas de televisión como CNN, TNT, HBO, TBS y hasta el canal argentino Telefe. 

Incluso, tiene 40% de participación en el canal Univisión, uno de los más vistos en Estados Unidos. También juega en el cine, al ser dueña del estudio Warner Bros, que ha producido franquicias como Batman y Harry Potter, y tiene una participación de 10% en Hulu, sitio de contenidos de videos en Internet.

La movida también forma parte del proceso de diversificación que inició AT&T para no depender solamente de su negocio tradicional. Según Reuters, su unidad de telefonía inalámbrica y servicios de banda ancha está mostrando una desaceleración en su crecimiento. 

Para evitar los efectos, en 2014, ya había comprado el operador de televisión DirecTV por US$49.000 millones. Ese mismo año se había rechazado una oferta de Rupert Murdoch por más de US$75.000 millones para quedarse con Time Warner.

AT&T tiene un valor de mercado cercano a los US$233.000 millones, mientras que el valor de Time Warner ronda los US$68.000 millones. Al finalizar la jornada del viernes, las acciones en Wall Street de Time subieron 7,82%, mientras que las de AT&T cayeron 3%.

Pero la transacción no será fácil. La agencia de noticias también advirtió que necesitará de un financiamiento, pues solo tiene US$7.200 millones en efectivo. Según Moody’s, la empresa tenía una deuda neta de US$120.000 millones que podría afectar su calificación crediticia. 

Además, ya se empiezan a escuchar voces en contra como las del candidato republicano Donald Trump o  la empresa de servicios financieros Credit Suisse, que han manifestado que las involucradas podrían reflexionar sobre la fusión, luego de hacer un examen del impacto que podría tener el negocio para el mercado. 

Apple y Google estuvieron entre los interesados

A pesar de que directivos mostraron su aprecio por canales como HBO, es improbable que Apple haga una oferta para impedir la compra, según recogió la agencia Bloomberg. Pese a esto, el jefe de contenido y servicios de Apple, Eddy Cue, analizó la idea de un posible acuerdo con el jefe de estrategia corporativa de Time Warner, Olaf Olafsson, a fines del año pasado, sin embargo, nada se ha concretado. La rapidez del anuncio de AT&T, según Bloomberg, precisamente se debió para evitar una intromisión de Apple o incluso de Google, que también se mencionó como una de las compañías que estaban interesadas en adquirir Time Warner

Las opiniones

Raúl Ávila
Experto en industria de la universidad nacional
“Cuando se dan este tipo de fusiones, sobre todo en el área de telecomunicaciones, la autoridad entra a evaluar qué tanto puede haber una posición dominante”.

Francisco Cubillos
Profesor de administración de empresas de la universidad del rosario
“La operación tiene otros riesgos como que se vuelva un negocio con una posición dominante que pueda seguir poniendo sus propias reglas”.