RIPE:
EXPANSIÓN

La economía del país asiático parece consolidar su tendencia de recuperación tras el impacto sufrido por la pandemia del covid-19

Expansión - Madrid

La producción industrial de China creció 4,8% interanual en julio, igual aumento que el mes anterior, con lo que la economía del país asiático parece consolidar su tendencia de recuperación tras el impacto sufrido por la crisis del coronavirus, informó hoy la Oficina Nacional de Estadística (ONE).

El dato está, sin embargo, por debajo de las previsiones de los analistas, quienes apuntaban a un crecimiento de cerca de 5,1% para ese mes.

El indicador se había desplomado 13,5% interanual en los dos primeros meses de 2020, mientras que en marzo arrojó 1,1% negativo, en abril una subida del 3,9 %, en mayo un incremento de 4,4% y en junio una subida de 4,8%.

Entre las tres principales categorías en las que la ONE divide el indicador destaca el crecimiento de la industria manufacturera, que creció 6 % interanual por el 5,1 % registrado en junio.

Además, las industrias de electricidad, calefacción, gas y agua aumentaron 1,7% interanual en julio, pero la minera retrocedió 2,6 %.

El órgano estadístico oficial también compara los datos de 41 subsectores industriales, de los que 25 experimentaron un aumento de su actividad en julio al compararlos con el mismo mes de 2019.

Entre los productos cuya manufactura avanzó más destacan los vehículos (21,6%), los ordenadores y otros equipos electrónicos (11,8%) o la maquinaria especial (10,2%).

La ONE también hizo hoy públicos otros indicadores, como las ventas minoristas, importante dato de cara a la medición de la demanda de los consumidores nacionales y uno de los pilares del cambio de modelo económico propugnado por Pekín.

Este apartado registró una caída interanual de 1,1 % en julio, lo que, con todo, supone una mejora después de contabilizar mayores descensos interanuales en los meses de junio (-1,8%), mayo (-2,8%), abril (-7,5%) y marzo (-15,8%).

Por otra parte, la inversión en activos fijos acumuló en los primeros siete meses del año una caída de 1,6 % frente a -3,1 % registrado en el acumulado entre enero y junio, según la ONE.

Por otra parte, la tasa de desempleo urbano, otro de los indicadores divulgados hoy, se mantuvo en el 5,7%, misma cifra que la registrada el mes anterior, según el organismo.

La ONE aseguró en un comunicado que los datos muestran que "la producción y la oferta continúan recuperándose, mientras que la demanda crece gradualmente y el empleo se mantiene estable. Hay nuevas fuerzas motrices de crecimiento y la confianza del mercado también ha mejorado, por lo que la economía nacional mantiene una tendencia de recuperación estable".

La economía china parece estar superando el batacazo de la pandemia de la covid-19 tras registrar en el segundo trimestre del año un regreso al crecimiento incluso superior al esperado por los analistas, con un avance del producto interior bruto (PIB) en ese periodo de 3,2 % en términos interanuales.

"Aquí podrá leer la nota original":