La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Reuters

A las 12:00 GMT, los futuros del crudo Brent para entrega en diciembre subían US$0,40, a US$50,59 por barril, desde un mínimo de sesión de US$49,74 por barril.

En tanto, los futuros del crudo en Estados Unidos  subían US$0,42, a US$48,66 por barril, desde un mínimo intradiario de US$47,78 por barril.

Alemania y China, los mercados más grandes de Europa y Asia, permanecen cerrados por feriados públicos el lunes, lo que limita el comercio.

La Organización de Países Exportadores de Petróleo (Opep) dijo la semana pasada que recortaría la producción a entre 32,5 y 33,0 millones de barriles por día (bpd), desde cerca de 33,5 millones de bpd, y que los detalles serán delineados en su reunión de noviembre.

El escepticismo inicial de la semana pasada sobre la efectividad del acuerdo para reducir un superávit global de crudo dio paso a una ola de coberturas en corto que impulsó el lunes el precio del barril sobre los US$50 por primera vez desde fines de agosto.

Además de las dudas sobre un recorte final de producción por parte de la Opep, los pesimistas en el mercado también mencionan el alza del bombeo de crudo desde países miembros del cártel en los últimos meses a máximos de varios años.

Analistas dijeron que existen riesgos a la baja para los precios del petróleo si los recortes de producción planeados no son lo suficientemente profundos para llevar el nivel de bombeo en línea con el consumo.

Pese a eso, el banco Barclays dijo en una nota a sus clientes que no prevé que se repita el desplome de precios visto a fines del año pasado tras un alza previamente en 2015.