jueves, 27 de octubre de 2016
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Reuters

La Administración de Información de Energía (EIA, por sus siglas en inglés) dijo que las existencias de crudo de Estados Unidos bajaron en 553.000 barriles la semana pasada y que las de gasolina y destilados cayeron más de lo esperado, elevando las esperanzas de que el esperado reequilibrio del mercado esté comenzando finalmente.

A las 11:10 GMT, el crudo Brent subía US$0,32, o un 0,64%, a US$50,30 el barril, tras descender en las tres últimas sesiones. El petróleo en Estados Unidos ganaba US$0,16, o un 0,33%, a US$49,43 por barril.

"El exceso global de existencias debe ser reducido para ver un alza de precios. Aunque esta reducción está en gran parte en manos de la Opep, el reequilibrio está ocurriendo ya en Estados Unidos", comentó Tamas Varga, corredor de PVM.

El mercado está atento al recrudecimiento de las protestas en Venezuela contra el Gobierno del presidente Nicolás Maduro, aunque no había señales de que esté impactando a la producción del país integrante de la Opep. El bombeo en Venezuela ha estado decayendo este año, ya que los bajos precios afectaron a la inversión.

Las dudas sobre si la Organización de Países Exportadores de Petróleo podrá recortar la producción pesaban sobre el mercado.

"El problema de la sobreabundancia no se resolverá por sí mismo", señaló Commerzbank. "Lo que seguirá dictando el precio es si la OPEP realmente aplica recortes en la producción, y hay cada vez más dudas de que esto vaya a suceder", agregó.

La Opep acordó el mes pasado su primer pacto en ocho años para restringir el bombeo en un intento por impulsar los precios. No obstante, Irak pidió el domingo su exención, uniéndose a la lista de miembros del cártel (Irán, Libia y Nigeria) que exigen un trato especial.