La crisis económica ocasionada por la pandemia de coronavirus en Estados Unidos será profunda

Reuters

La crisis económica ocasionada por la pandemia de coronavirus en Estados Unidos será profunda y la recuperación dependerá de que los consumidores vuelvan a gastar, dijo el miércoles el presidente de la Reserva Federal de Richmond, Thomas Barkin.

"¿Cuán profunda será esta paralización económica? ¿Cuánto durará? ¿Cuán rápido podremos recuperarnos? La respuesta a nuestra primera pregunta es clara: será muy profunda", dijo Barkin en una publicación en el sitio web de la Fed de Richmond.

Autoridades Fed concordaron en necesidad de "contundente" respuesta a brote coronavirus

Las autoridades de la Reserva Federal, en dos encuentros de emergencia en marzo, mostraron una creciente preocupación por la rapidez con que el brote de coronavirus golpeaba a la economía de Estados Unidos y los mercados financieros, lo que según las minutas de las reuniones los llevó a tomar "medidas enérgicas".

Las minutas publicadas el miércoles, son la primera cuenta detallada de cómo los banqueros centrales lanzaron un plan de rescate económico sin precedentes en un tiempo récord, llegando a decisiones que pueden dar forma a la economía global en las próximas décadas en tan solo unas frenéticas pocas semanas.

En las reuniones de emergencia convocadas por el presidente de la Fed, Jerome Powell, el 2 y el 15 de marzo, las autoridades acordaron bajar las tasas de interés a cero, ampliar el acceso a dólares para los bancos centrales extranjeros y reiniciar las masivas compras de activos que han llegado a definir la política monetaria en una crisis.

El primer recorte de tasas se anunció el 3 de marzo luego de una videoconferencia realizada en la noche del 2 de marzo.

Las minutas arrojan algo de luz sobre la velocidad con la que se presionó a los funcionarios de la Fed para que lanzaran una respuesta contundente e histórica al daño causado en la economía de Estados Unidos por el brote y también los derivados por los esfuerzos para contenerlo.

Apenas cinco semanas antes del sorpresivo recorte de tasas el 3 de marzo, Powell y sus colegas concluyeron su primera reunión del año el 29 de enero con un aire de cauteloso optimismo.

Parecía que 2020 podría ser un año de crecimiento constante y fortaleza continua en el mercado laboral, una nueva corriente ascendente después de un sinuoso 2019 en el que la Fed recortó las tasas tres veces para mitigar los efectos de la guerra comercial entre Washington y Pekín.