miércoles, 12 de septiembre de 2012
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Reuters

El embajador estadounidense en Libia y otros tres empleados consulares murieron en un ataque con cohetes al vehículo en el que viajaban, luego de haber dejado la misión por la irrupción de militantes que denunciaban un filme hecho en Estados Unidos que insultaba al profeta Mahoma.

La noche del martes, hombres armados atacaron y quemaron la misión estadounidense en la ciudad oriental de Bengasi, centro de la revuelta que el año pasado derrocó a Muammar Gaddafi, causando la muerte de un funcionario consular de Estados Unidos. El edificio fue evacuado.

El funcionario libio dijo que el embajador, Christopher Stevens, estaba siendo sacado del consulado para ser llevado a un lugar más seguro cuando hombres armados abrieron fuego.

"El embajador estadounidense y tres miembros del personal murieron cuando hombres armados les lanzaron cohetes", dijo a Reuters el funcionario en Bengasi.

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, condenó el miércoles con firmeza "el ataque atroz" que provocó la muerte al enviado de su país y a los otros tres funcionarios de la misión en Libia. El mandatario dijo que ordenó brindar todos los recursos necesarios para garantizar la seguridad del personal estadounidense en el país del norte de Africa.

Los embajadores estadounidenses en países tan volátiles a menudo son acompañados por varios miembros de seguridad y usualmente viajan en caravanas bien protegidas.

Funcionarios de seguridad buscarán determinar si ambos ataques fueron coordinados.

Un alto funcionario libio acusó a seguidores de Gaddafi de perpetrar el atentado que mató al embajador en Bengasi.

"Había fuerzas explotando eso. Son remanentes del ex régimen", declaró el viceministro del Interior libio, Wanis al-Sharif, en una rueda de prensa en Bengasi.

En tanto, el viceprimer ministro libio, Mustafa Abu Shagour, describió la muerte del personal diplomático como un acto de cobardía.

El funcionario consular pereció luego de enfrentamientos entre las fuerzas de seguridad libias y militantes islamistas en los alrededores del edificio diplomático. Los agresores saquearon el complejo vacío y algunos transeúntes tomaron fotografías luego de que el sector quedara en calma.

Obama dice que trabajará con Libia por asesinato de embajador

El presidente estadounidense, Barack Obama, se comprometió el miércoles a trabajar con Libia para llevar a la justicia a los atacantes que causaron la muerte del embajador y otros diplomáticos en ese país, pero dijo que el crimen no dañaba las relaciones entre ambas naciones.

"No se confundan. Trabajaremos con el Gobierno libio para llevar ante la justicia a los asesinos que atacaron a nuestra gente", dijo Obama en una declaración en la Casa Blanca, flanqueado por la secretaria de Estado, Hillary Clinton.