La petrolera estatal se convierte en la primera empresa del mundo en superar esa barrera de valorización

Diario Expansión - Madrid

Aramco continúa pulverizando récords en Bolsa. Después de protagonizar la mayor OPV de la historia y de convertirse en su debut en la mayor empresa cotizada del mundo, en su segundo día en Bolsa ha llegado a superar la barrera de los US$2 billones de valoración, al subir otro 10%. Al cierre ha moderado su avance al 4,55%.

El gigante petrolero saudí ha tenido que esperar a su segundo día en Bolsa para desbloquear su cotización. En su estreno fijó su primer precio en 35,20 riales saudíes, con subidas del 10%, el límite máximo diario, y durante toda la jornada su cotización se quedó anclada en este nivel.

En la sesión de hoy sus acciones sí han registrado cambios continuos, después de iniciar la jornada con una revalorización adicional del 10%. Con esta subida inicial, Aramco alcanzaba en el 1,5% del capital que cotiza en Bolsa los 38,7 riales saudíes por acción, equivalentes a una capitalización de US$2,05 billones.

Aramco se convertía así en la primera empresa del mundo en superar la barrera de los 2 billones de dólares de valoración. Con este impulso adicional, amplía su ventaja respecto a los gigantes tecnológicos de Wall Street que hasta ahora competían por liderar el ránking mundial de capitalización.

Apple cerró ayer con una valoración de US$1,20 billones, seguido de cerca por Microsoft con US$1,16 billones. El resto de empresas se quedan ya por debajo de la barrera del billón de dólares de capitalización. Alphabet (Google) alcanza los US$927.600 millones, y Amazon los US$867.000 millones.

Primeras tomas de plusvalías
Las subidas iniciales del 10% en la jornada de hoy, sumadas al 10% de revalorización logrado ayer en su estreno, han dado paso a las primeras tomas de plusvalías entre sus accionistas.

Después de tocar máximos intradía en 38,7 riales saudíes, sus acciones han frenado sus subidas hasta registrar mínimos en la sesión en 36 riales, un 2,2% por encima del cierre de ayer. Al término de la jornada de hoy ha concluido con subidas del 4,55%, hasta los 36,80 riales. Su valoración se sitúa de esta forma en US$1,95 billones.

Los movimientos bursátiles de Aramco se ven condicionados por las peculiaridades en la composición de sus nuevos accionistas. La petrolera ha potenciado el protagonismo de los inversores locales y regionales con la colocación del 1,5% de su capital en la Bolsa de Riad. Los inversores saudíes de hecho acapararon el 77% de la OPV.

Su accionariado podría diversificarse en mayor medida si Aramco materializa sus planes de colocar en el mercado un porcentaje mucho más elevado de su capital en una gran Bolsa internacional.

Con la salida a Bolsa de Aramco, el régimen saudí pretende captar la financiación necesaria para impulsar una reconversión de su economía con el objetivo de reducir su elevada exposición al mercado del petróleo.