El cierre de tiendas se ha dado a nivel mundial como una respuesta a las medidas de restricción que han adoptados los gobiernos

Paola Andrea Vargas Rubio - pvargas@larepublica.com.co

‘Quedarse en casa’ es la frase más recurrente de los últimos días y la mejor estrategia que han encontrado los gobiernos para combatir la propagación del Covid-19, que registra más de 11.000 muertos y 270.000 enfermos en 155 países alrededor del mundo, siendo China, Italia y España, las naciones más afectadas por este brote.

La expansión de este virus ha sobrepasado todo pronóstico a tal punto que ciudades como New York, Milán y Madrid, que se caracterizan por congregar a millones de personas en sus calles a diario, pasaron a ser metrópolis fantasmas debido a que entraron en cuarentena. Esto generó que icónicas marcas como Victoria’s Secret, Inditex, Apple y otras firmas cerraran las puertas de todas sus tiendas.

Este cierre de locales ha llevado a que las empresas anuncien que no podrán cumplir con sus metas financieras en los primeros meses del año. Por ejemplo, Tim Cook, consejero delegado de Apple, advirtió que la multinacional “no conseguirá los ingresos previstos para el primer trimestre del año debido al impacto del Covid-19 en su cadena de producción y al cierre de sus establecimientos en el gigante asiático”, citó Expansión.

Otras de las marcas que se han sumado a este anuncio son Puma, Under Armour y Adidas, debido a que China (el principal mercado de estas firmas) empezó a reflejar los primeros coletazos del impacto del patógeno en sus principales indicadores. Por ejemplo, el gigante asiático reportó que sus ventas al por menor se desplomaron 20,5% y la producción industrial cayó 13,5% interanual entre enero y febrero, lo cual terminará reflejándose en los resultados financieros de las multinacionales en los próximos meses.

Este fenómeno de cerrar las puertas a los consumidores no es algo exclusivo de los países de primer mundo, en América Latina ya se empezaron a ver los primeros letreros de cerrado. Por ejemplo, en Colombia algunas marcas que han decidido dejar de atender al público temporalmente son Procinal, Cine Colombia, Smart Fit, Bodytech, Domino’s, Arturo Calle y otras. En el caso de Domino's, esta compañía  enfocó su servicio a domicilios para poder atender a los colombianos en sus casas.

En otro de los países de la región donde se han presentado cierres o las marcas han adoptado diferentes estrategias para preservar la salud de sus clientes y trabajadores es en Chile, donde la situación se agudizó luego de que el presidente Sebastián Piñera decretara estado excepcional de catástrofe en todo el país, con el fin de contener la pandemia. Por ejemplo, Cencosud (dueña de Jumbo, Easy, Johnsson, Paris y Santa Isabel) anunció que recortaría el horario de atención.

Además del efecto en el comercio en general, hay fábricas que también han adoptado estas medidas. “Honda, Audi, Ford, FCA y Toyota ya programaron interrupciones de operaciones de entre dos días y hasta dos semanas, cuando menos; GM suspenderá trabajos paulatinamente”, informó El Economista.

LOS CONTRASTES

  • Raúl ÁvilaExperto en empresas

    “Las marcas invierten montos importantes por cada tienda que tienen al servicio, por lo que es más viable cerrarlas y evitarse estos costos en un momento como este”.

  • Dave Lafferty Vpdte. de Natixis Investment Managers

    “Las empresas de todo el mundo que, de otra manera estaban sanas hasta el momento, van a experimentar brechas de flujo de caja a corto plazo”.

Sobre el cierre, Raúl Ávila, experto en empresas explicó que “esta medida del cierre de tiendas también busca optimizar la cadena, ya que de nada sirve tener una tienda abierta cuando hay toques de queda, teniendo en cuenta la inversión que hacen las marcas para la atención al público”.

Cadena podría despedir 25.000 personas
De acuerdo con información publicada por Reuters, “Inditex, propietario de marcas como Zara o Massimo Dutti, podría enviar a casa temporalmente a 25.000 personas que trabajan en sus tiendas españolas si el estado de alarma del país se prolonga más allá del 15 de abril”. Además de esto, la compañía afirmó que las ventas se desplomaron 24% en las dos primeras semanas de marzo, con casi la mitad de sus 7.500 tiendas cerradas en todo el mundo. Esta no es la única firma que ha tenido que tomar medidas, Seat, Renault y Burger King han des pedido miles de trabajadores por la baja en el comercio.