.
GLOBOECONOMÍA Almacenes La Polar renovará su marca y espera captar 200.000 clientes al año
jueves, 18 de abril de 2013
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Ripe

La renovación de la marca, una nueva imagen a la tarjeta de crédito y la búsqueda de 200.000 clientes al año asoman como los desafíos más importantes de La Polar, tras el escándalo de las reestructuraciones de deudas sin consentimiento de los clientes.

En el marco de la junta ordinaria de accionistas, el retailer delineó las estrategias para este año y tres de sus seis ítems explican la apuesta por la renovación como objetivo específico a seguir.

En primer lugar, el directorio presidido por Cesar Barros apunta a los 850.000 clientes que tienen vigencia activa con la empresa. Y para ellos el plan será generar más confianza mediante una nueva tarjeta con más beneficios y apuntando a nuevos segmentos.

La segunda estrategia de La Polar será levantar la imagen corporativa mediante la renovación de sus locales comerciales y una publicidad enfocada en sus clientes. Y el tercer enfoque será en transparentar el gobierno corporativo de la compañía, aplicando una cultura de responsabilidad.

Según La Polar, los otros objetivos son de índole comercial y laboral como una gobierno corporativo de excelencia, estrechar lazos con los sindicatos, metas comerciales alcanzables y adquirir nuevas marcas.

MÁS DE GLOBOECONOMÍA

Estados Unidos 18/09/2021 Presunto consigliere de la mafia se rinde después de tres días en la clandestinidad

Ralph DiMatteo, de 66 años, se rindió a agentes federales y está programado para ser procesado en una audiencia virtual el viernes por la tarde

México 17/09/2021 Economía mexicana tropezaría en agosto, en medio de la tercera ola de contagios

Se espera una contracción mensual de 0,2%, que se explica por una baja en el dinamismo de las actividades secundarias

Automotor 16/09/2021 Crisis de chips seguirá hasta segunda mitad de 2022 en EE.UU., según Volkswagen

La producción mundial de automóviles se ha visto detenida por la escasez de chips, con menos modelos a la venta de los concesionarios

MÁS GLOBOECONOMÍA