El pronóstico es más brillante en América Latina, las condiciones crediticias se mantienen estables

Bloomberg

Moody’s Investors Service redujo su perspectiva sobre el crédito de los mercados emergentes a negativa el jueves, ya que la incertidumbre política y comercial agrava el riesgo de desaceleración en el crecimiento global.

Una desaceleración en China y la preocupación por el comercio impulsaron, el movimiento, a medida que los emisores de deuda de los países en desarrollo se vuelven más vulnerables a choques como la caída de los precios de los productos básicos o las salidas repentinas de capital, escribieron los analistas Gersan Zurita, Vincent Allilaire y Atsi Sheth en una nota.

“Las tensiones comerciales han creado un desafío adicional para las economías manufactureras y dependientes del comercio, mientras que el mayor riesgo geopolítico y la imprevisibilidad de la política interna proyectan largas sombras en muchas partes del mundo”, escribieron.

La incertidumbre política y el riesgo geopolítico son los culpables de la fragilidad soberana en Europa, Oriente Medio y África, la cual afecta a las instituciones financieras en particular, según Moody’s.

El pronóstico es más brillante en América Latina, donde las condiciones crediticias se mantienen estables para las industrias de infraestructura, corporativas y de finanzas estructuradas, a pesar del lento crecimiento y la agitación social. Sin embargo, Moody’s es negativo respecto a Argentina, “donde una profunda recesión se ve exacerbada por la alta incertidumbre política”, escribieron.