La calificadora Moody's rebajó la nota de México, a "Baa1" desde "A3", y recortó la de Pemex a "Ba2" desde "Baa3"

Reuters

La agencia calificadora Moody's rebajó el viernes la calificación crediticia de México ante las malas perspectivas económicas del país, y redujo la nota de la estatal Pemex a "basura", en el más reciente golpe para la endeudada petrolera.

La calificadora Moody's rebajó la nota de México, a "Baa1" desde "A3", y recortó la de Pemex a "Ba2" desde "Baa3", en línea con las acciones de otras calificadoras anunciadas esta semana.

Moody's dijo que el recorte a la nota soberana se debe a que las perspectivas de crecimiento económico del país se han debilitado, al continuo deterioro de las finanzas de Pemex y a una desmejora en el marco de las políticas públicas.

La agencia dijo que mantiene la perspectiva negativa tanto para la calificación soberana como para la de la petrolera mexicana, que tiene una "excesiva carga de deuda".

"La perspectiva negativa refleja el riesgo de que la fortaleza económica y fiscal se deteriore aún más", dijo Moody's en un comunicado.

Sobre Pemex, la calificadora dijo que la empresa enfrenta mayor riesgo de liquidez, además de que va en línea con la rebaja del soberano. "Las acciones tomaron en consideración nuestras expectativas de un período prolongado de flujo de caja libre negativo y la necesidad de financiamiento externo", dijo Nymia Almeida, vicepresidenta senior de Moody's, sobre la petrolera.

Más temprano, la calificadora Fitch rebajó las notas crediticias internacionales de largo plazo, en moneda local y extranjera, de la mexicana Pemex por segunda ocasión en lo que va de abril, y había rebajado el viernes la calificación soberana.

Con el anuncio de Moody's suman dos agencias las que tienen en grado especulativo a Pemex, dijo Paulina Villanueva Cuevas, economista de Scotiabank.

"Lo anterior, supondría una salida de la deuda de la compañía de los índices de grado de inversión, provocando una recomposición de las carteras de los inversionistas extranjeros", agregó.