RIPE:
EXPANSIÓN

ACS refuerza aún más su colchón anticrisis para compensar el desplome de Abertis y el impacto económico del coronavirus

Expansión - Madrid

ACS continúa desinvirtiendo. La constructora que preside Florentino Pérez se ha desprendido del 50% de su minera australiana Thiess tras venderla al fondo de inversión Elliott por unos US$ 1.353 millones, después de que a comienzos de mes saliera de Cobra. La operación le generará $994 millones de plusvalías después de impuestos.

ACS refuerza aún más su colchón anticrisis para compensar el desplome de Abertis y el impacto económico del coronavirus. La constructora ha cerrado su tercera gran desinversión en lo que va de año.

A principios de mes vendió Cobra, el buque insignia de su área industrial y la joya de su corona, a la francesa Vinci por US$6.119 millones. Lo mismo sucedió con la venta a Galp de sus renovables por US$2.588 millones.

Y ahora Cimic, la constructora australiana en la que participa ACS a través de Hochtief (la alemana posee un 77,4%), ha anunciado al regulador de los mercados australianos la venta al fondo de inversión activista Elliott Advisors del 50% de Thiess, su firma de servicios de minería que a su vez es la mayor minera del mundo. Una vez cerrado este acuerdo, Cimic mantendrá el 50% restante de Thiess y ambas compañías controlarán de forma conjunta la empresa.

La operación, que ya fue adelantada a finales del mes de julio cuando el fondo activista del multimillonario Paul Singer firmó con ACS un "acuerdo de exclusividad" para venderle un 50% de Thiess, supondrá unos ingresos para Cimic de entre US$1.349 millones.

Cimic, que contrató a principios de año a JPMorgan para vender sus filiales de minería Thiess y Sedgman, se desprende del 50% de Thiess, sin embargo, indica que mantendrá el 100% de Sedgman, que genera US$284 millones en ingresos anuales con un beneficio antes de impuestos del 10%. La operación firmada hoy valora el conjunto de Thiess en US$3.055 millones.

Bajo el paraguas de esta operación Thiess y Elliott firmarán un acuerdo de accionistas que contendrá la gobernanza y la política financiera y de dividendos de la compañía.

Esta operación incluye la opción de transferencia de acciones bien mediante una oferta pública inicial o mediante la venta a un tercero, así como una opción para revertir la operación, es decir, Elliott podrá vender su participación en Thiess a Cimic entre tres y seis años después de materializarse.

Lea la nota completa aquí.