Entre las principales preocupaciones está la petición de China a sus empresas de no comprar artículos de EE.UU.

Reuters

Las acciones globales rondaban el lunes máximos de tres meses y los bonos gubernamentales bajaban por señales de que la crisis económica en Europa tocó fondo, lo que elevaba el apetito por el riesgo, pese a las preocupaciones por los disturbios en Estados Unidos y las tensiones entre Washington y Pekín.

El presidente estadounidense, Donald Trump, dejó intacto el pacto comercial con China pese a que actuó para poner fin al trato especial que dispensa Washington a Hong Kong, en represalia por los intentos de Pekín por reforzar el control sobre la ciudad con una nueva legislación.

China pidió a sus firmas estatales que detengan las compras de soja y carne de cerdo de Estados Unidos en respuesta, dijeron dos personas conocedoras de la situación.

"La retórica de Trump contra China y los impedimentos comerciales contra Hong Kong podrían haber sido mucho peores, pero ahora vemos el desempeño de estos mercados por la mañana y eso está ayudando a contener el riesgo para Europa", dijo Chris Bailey, estratega del gestor de fondos Raymond James.

El índice mundial de acciones de MSCI ganaba un 0,29% tras los amplios avances en Asia y Europa y ha subido ya más de un 35% desde sus mínimos de fines de marzo.

A las 1524 GMT, los principales índices de Wall Street cambiaban de tendencia tras las pérdidas iniciales y avanzaban levemente.

Señales de un rebote tras los cierres mundiales por el coronavirus ayudaban a impulsar a las acciones a nivel global y presionaban a la baja a los activos considerados seguros.

Un sondeo oficial sobre la actividad empresarial de China indicó que la actividad fabril del país creció a un ritmo más lento en mayo, aunque la recuperación de los segmentos de servicios y construcción se aceleró.

El precio de los bonos referenciales del Tesoro estadounidense a 10 años cedía un 10/32 en precio, rindiendo al 0,677%, frente al 0,644% del viernes.

Un fin de semana de violentas protestas en Estados Unidos -causadas por un nuevo incidente de brutalidad policial contra un afroamericano- podrían convertirse en un nuevo revés para una economía que busca recuperarse de su peor recesión económica al menos desde la Gran Depresión.

En los mercados de materias primas, el oro sumaba un 0,5%, a 1.735 dólares la onza, mientras que las tensiones entre China y Estados Unidos afectaban a los precios del crudo , que caían con fuerza en la sesión.