El ataque iraní a bases militares en Irak estimuló la búsqueda de activos seguros causando una caída de hasta 0,6% del índice STOXX 600

Reuters

Las acciones europeas cerraron al alza el miércoles después de que Irán expresó que los ataques con misiles que perpetró durante la noche "concluyeron" su represalia a Estados Unidos por el asesinato del general Qassem Soleimani.

El ataque iraní a bases militares en Irak inicialmente aumentaron los temores a una guerra más amplia en Oriente Medio, estimulando la búsqueda de activos seguros y causando una caída de hasta 0,6% del índice paneuropeo STOXX 600.

Sin embargo, el índice referencial se recuperó gradualmente en la sesión y cerró con una subida de 0,2% luego de que Irán aclaró que no busca intensificar la confrontación.

No hubo víctimas estadounidenses en el ataque y Teherán parece estar tratando de reducir el conflicto, dijo el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, poco antes del cierre de las bolsas europeas. Sus palabras impulsaron los índices bursátiles en Wall Street a nuevos máximos.

"Después de una reacción inicial muy negativa a los eventos de la madrugada en Oriente Medio, el mercado parece estar esperanzado en que los sucesos proporcionen la base suficiente para una reducción progresiva" del conflicto, dijo Ingo Schachel, jefe de investigación de acciones de Commerzbank.

El índice alemán DAX superó a sus pares regionales, ya que el positivo desarrollo de las noticias geopolíticas contrarrestaron datos económicos publicados más temprano que mostraron una caída inesperada de los pedidos industriales en noviembre en el país.

En Gran Bretaña, el índice de acciones líderes mostró un desempeño inferior a sus pares europeos, afectado por las pérdidas de los gigantes del sector energético BP y Royal Dutch Shell ante la caída de los precios del petróleo.