Todo ello, después de haber realizado en el segundo trimestre dotaciones extraordinarias de US$759 millones relacionadas con la pandemia

Salomón Asmar Soto - sasmar@larepublica.com.co

Debido a la anticipación de saneamientos como consecuencia de la crisis del covid-19 en el primer trimestre del año, las utilidades del Grupo Bbva en el segundo trimestre ascendieron a US$750 millones, duplicando el resultado obtenido entre enero y marzo. Todo ello, después de haber realizado en el segundo trimestre dotaciones extraordinarias de US$759 millones relacionadas con la pandemia.

En el conjunto del semestre, el beneficio atribuido sin extraordinarios fue de aproximadamente US$ mil millones. Incluyendo el deterioro del fondo de comercio de EE. UU. realizado en el primer trimestre del año, Bbva registró unas pérdidas de US$1.137 millones entre enero y junio.

Prioridades de BBVA en la crisis del covid-19

Desde el Grupo Bbva aseguran mantener las prioridades que se marcaron al comienzo de la crisis del covid-19: proteger la salud de sus empleados, sus clientes y la sociedad en general; proveer de un servicio esencial en las economías en las que opera, y brindar apoyo financiero a sus clientes.

Los empleados de Bbva han comenzado el retorno a los centros de trabajo de una manera gradual y prudente (en España y Turquía, principalmente) mediante una gestión de la crisis basada en datos. Además, se están gestionando los diferentes estadios de la pandemia en cada país a través de procesos homogéneos en todas las geografías para proteger la salud y la continuidad del negocio.

A cierre de junio, un 87% de las sucursales están abiertas, si bien se ha reorientado a los clientes hacia el uso de canales remotos y digitales mientras perdure el virus.

La digitalización siguió acelerándose durante el segundo trimestre.  Los clientes digitales suponen ya un 60% del total, y los clientes móviles, un 56%. En el segundo trimestre, las ventas digitales, medidas en unidades, alcanzaron un 66,0% del total.