Se solicitaron $321.000 millones por baja de ingresos, es decir que $8,5 de cada $100 retirados de cesantías fueron por esta causal

Paola Andrea Vargas Rubio - pvargas@larepublica.com.co

Las cesantías continúan ayudando a mitigar el impacto de la pandemia del covid-19 en el bolsillo de los colombianos. Esto se refleja en que 933.936 personas retiraron sus cesantías argumentando la terminación del contrato, entre el 1 de marzo al 2 de octubre de este año, según la Superintendencia Financiera de Colombia.

Los retiros de este ahorro por dicha causal en siete meses no solo se convirtió en la principal razón de los desembolsos, con 35,8% del total, sino que también ascendió a $1,34 billones, lo que representó una disminución de 1,8% frente al mismo periodo del año anterior, cuando el monto retirado bajo este factor se ubicó en $1,37 billones.

Juan David Correa, presidente de Protección, dijo que en la entidad que él representa “la primera causa de retiro sigue siendo la de terminación de contrato, que representa cerca de 32,55%. Esto demuestra que los trabajadores han hecho uso de este recurso, el cual está pensado para destinarse para los imprevistos que traen las coyunturas como la que atraviesa la sociedad hoy en día”.

El impacto que ha generado la crisis del covid-19 en el ingreso de los ciudadanos, también se refleja en que 364.181 personas retiraron sus cesantías por disminución en su salario, por lo que el monto entregado bajo este nuevo concepto superó la barrera de $321.151 millones, lo cual ubicó a esta razón por encima de causales como la educación y otros.

Esta razón representó 8,5% del total retirado durante los siete meses, es decir, que $8,5 de cada $100 retirados por cesantías ha sido por disminución de ingresos. Sin embargo, Erik Moncada, vicepresidente de Clientes y Operaciones de Porvenir, dijo que proyectan que para lo que queda del año en el contexto de emergencia sanitaria, que es lo que habilita el retiro bajo este concepto continúe disminuyendo, debido a que quienes tenían acceso a este tipo de retiros ya lo han venido consumiendo y las empresas ya se han venido reactivando.

Jorge Llano, vicepresidente técnico de la Asociación Colombiana de Administradoras de Fondos de Pensiones y de Cesantía (Asofondos), aseguró que “es claro que los efectos en el mercado laboral han hecho que, tanto terminación de contrato como disminución de ingresos, sean unos usos recurrentes y pesen más en las causales de retiros”.

Este panorama va en línea con la realidad que enfrenta el mercado laboral del país, ya que la tasa de desempleo en agosto se ubicó en 16,8%, es decir, seis puntos porcentuales por encima del nivel que alcanzó en el mismo mes de 2019, periodo en el que la tasa fue de 10,8%, según el Departamento Administrativo Nacional de Estadística (Dane).

LOS CONTRASTES

  • Erik MoncadaVicepresidente de Clientes y Operaciones de Porvenir

    “El uso de los canales digitales ha incrementado. Los afiliados prefieren retirar las cesantías en efectivo, sin embargo, hemos visto que han migrado a lo digital, ya que pasó de 20% a 35%”.

  • Juan David CorreaPresidente de Protección

    “Otras causas de retiro como las relacionadas con vivienda y educación han tenido una ligera desaceleración, y en el entorno mundial se ha percibido un aumento en la cultura de ahorro”.

Iván Daniel Jaramillo, investigador del Observatorio Laboral de la Universidad del Rosario, dijo que “en el contexto de la pandemia a partir de la destrucción de puestos de trabajo se ha verificado una fuerte presión hacia la informalidad laboral que se ubicaba en 66,3%”.

Las otras causales de retiro
A pesar de los desafíos que ha tenido y seguirá teniendo el país en materia de empleo, la Superintendencia Financiera señaló que se transfirieron $980.852 millones a 381.099 cuentas bajo el concepto de adquisición de vivienda y $772.000 millones a 351.480 cuentas por mejora o liberación del hogar. Ambas causales se convirtieron en la tercera y cuarta con más solicitudes entre el 1 de marzo y el 2 de octubre de este año, al punto que representaron 26% y 20,5% del total de desembolsos registrados, respectivamente.

Mientras que la causal de retiro de educación se ubicó en el quinto lugar, con una participación de 7,4%. Este argumento anotó una disminución de 25,2%, al pasar de $374.086 millones en el periodo del 1 de marzo al 2 de octubre de 2019 a $279.540 millones durante el mismo periodo de este año.

Con base en esto, Correa afirmó que “han identificado que otras causas de retiro como las relacionadas con vivienda y educación han tenido una ligera desaceleración, y en el entorno mundial se ha percibido un aumento en la cultura de ahorro, identificado como el mejor mecanismo para afrontar contingencias como las actuales”.

Al comparar los retiros de cesantías a nivel general, estos registraron una disminución de 3,6% entre el 1 de marzo al 2 de octubre de 2020 en comparación al mismo periodo del año pasado, ya que pasaron de $3,9 billones a $3,7 billones.

“Inicialmente se bajaron los retiros de cesantías por todos los conceptos debido al confinamiento. En los primeros meses se vieron disminuciones porque no se podía salir y la preferencia de los usuarios siempre era realizar los retiros de manera presencial, pero en la medida en que se ha abierto la economía, se ha visto un crecimiento”, dijo Llano.

En línea con esto, Jaramillo destacó que la disminución en el retiro de cesantías está ligada a la ausencia de amortiguadores sociales, como seguros de desempleo, que se articulen al Sistema Integral de Seguridad Social, que ha terminado por desnaturalizar a las cesantías como prestación social patronal con connotaciones de ahorro forzoso.

Por ello, Moncada recomendó que los usuarios deben hacer uso de las cesantías, cuando realmente estén cesantes, ya que esta coyuntura demostró la importancia de tener ahorros.

Comisión Séptima aprobó uso de cesantías para proyectos de emprendimiento
Durante la sesión que celebró ayer la Comisión Séptima del Senado se aprobó en primer debate el uso de cesantías para proyectos de emprendimiento hasta por 50% del ahorro total. Según información compartida por el equipo de la senadora ponente Nadia Blel, “a segundo debate avanzó el proyecto de ley que busca brindar alternativas para reactivar la economía familiar de los colombianos a través del retiro parcial de cesantías para la financiación de proyectos de emprendimiento”.