Eduardo Atehortua, director para América Latina de PRI, explicó cuáles son los pilares y principios de su organización y su impacto

Laura Vita Mesa - lvita@larepublica.com.co

Eduardo Atehortua, director para América Latina de PRI, explicó sobre su organización en el foro ‘Futuros posibles: Inversiones responsables para un futuro sostenible’ que "en PRI somos la principal asociación de inversionistas que trabajar en promover la inversión responsable a nivel mundial. Tenemos más de 3.100 organizaciones con las colaboramos, por lo que tenemos una red de inversionistas potente para generar cambio en cómo generamos posibilidades de inversión".

Agregó que "pretendemos que las organizaciones que trabajen con nosotros incorporen factores ASG, con el objetivo de que tomen mejores decisiones de inversión, reducir el riesgo de sus portafolios y alcanzar mayores rentabilidades, esa es la esencia de la inversiones responsables".

Esto, a través de seis principios, con los que esperan que el inversionista incorpore esos temas en sus inversiones. "El principio número uno reafirma que la inversión responsable corresponde a integrar factores ASG en la toma de decisiones de inversión buscando generar mejores rendimientos y proteger el portafolio reduciendo el riesgo", dijo Atehortúa, y recordó que los signatarios de la iniciativa se someten todos los años a evaluaciones para evaluar su desempeño en el cumplimiento de los criterios.

La iniciativa PRI, en América Latina, cuenta con 44 signatarios (excluyendo a Brasil), que suman más de US$370 billones en AUM, o activos bajo gestión.

la rentabilidad es fundamental, pero no se puede olvidar que hay que preocuparnos por el planeta y la sociedad en la que vamos a vivir cuando nos retiremos, y en ese sentido destacó la importancia de que empresas como Protección, que es la primera Afp colombiana en sumarse a la iniciativa, incorporen esos criterios.

Además, el ejecutivo lanzó la declaración 'covid-19 Latam', en la que PRI anunció que la inversión responsable y la sostenibilidad serán fundamentales para la reactivación de las economías de la región.

Documentos adjuntos