La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Rubén López - rlopez@larepublica.com.co

Un indicador clave para evaluar la salud de las finanzas de los hogares, es el dinero que estos destinan para poder cumplir con sus obligaciones crediticias, una situación que en promedio hace que las familias, de cada $100 de ingresos, destinen $21,7 a sus obligaciones.

El nivel de endeudamiento, es demostrado en el informe de estabilidad financiera que presentó el Banco de la República, en el cual se evidencia que el dinero destinado a deudas se mantiene con una tendencia al alza, ya que hace un año, las familias destinaban 21,2% de sus ingresos y en diciembre, 20,6%.

A pesar de la cifra, de acuerdo con Esteban Gómez, director del departamento de estabilidad financiera del Banco de la República, el endeudamiento ha ido creciendo de forma sana. “Vemos que los indicadores de morosidad y calidad de cartera están bajos y las personas pagan casi $22 por cada $100 de capital e intereses de sus deudas, y aunque hay un incremento de unos $2 respecto al informe anterior, no está en un nivel preocupante”.

Con esto, Gómez destacó que aunque la cifra total de deuda que tienen los colombianos es de unos $100 billones, la carga individual de cada hogar está lejos de ser alarmante ya que según el Fondo Monetario Internacional, el límite está en 40% del ingreso.

Aunque no todos creen que es un nivel totalmente positivo. Según Henry Bradford, vicerrector del Cesa, “es relativamente alto y más aún viendo las tasas de interés que ofrecen algunos bancos inferiores incluso a 10%. Está bien que los hogares se endeuden, pero las deudas puede generar tensiones dentro de la familia”.

Daniel Castellanos, vicepresidente de Asobancaria, resalta que esta es una carga que se puede mantener. “En el sector nos parece que no es un nivel bajo, pero sin duda es sostenible ya que antes de la crisis en el país, esos niveles superaron 30%. Con eso y el hecho de que la cartera de consumo se haya desacelerado, no esperamos que se vayan a ver avances significativos”.

Además, al tener en cuenta el total de endeudamiento, se observa que esta supone alrededor de 30% de PIB del país, lo que está por debajo de otros países comparables.

Como explicó Castellanos, “es una cifra baja en el contexto internacional y por eso, sería deseable una cifra mayor”. Más importancia para el consumo Junto con esa tendencia del endeudamiento en Colombia, el directivo del Banco de la República resaltó que el mayor endeudamiento se está contratando a través de la cartera de consumo, algo que por el mayor riesgo, podría generar problemas a futuro.

Como afirmó Bradford, es un hecho que es bueno, pero peligroso. “Por un lado se puede considerar como un reflejo de que la economía está bien y que los bancos pueden incrementar su nivel de endeudamiento, pero sin duda, se han visto ejemplos similares en los que algún tropiezo puede provocar problemas”.

Aún así, para Gómez, la buena noticia es que la mayor participación de deuda se está tomando a través de créditos de libranza, que tiene menor riesgo y una morosidad cercana a 2%. “La gente se está endeudando más con créditos de consumo que de vivienda, pero vemos que se concentran en libranza, lo que es una buena señal, dado que supone un menor riesgo para que se produzca un impago”, dijo.

El miedo que se podría generar es a que la gente use créditos de consumo para adquirir bienes que no sean productivos, sin embargo, según las cifras del Emisor, entre estos créditos, los usos están en educación y reparaciones del hogar o vehículos, considerados como bienes durables.

En definitiva, aunque la deuda de los hogares sigue subiendo frente a los ingresos, aún está lejos de suponer un problema en la solvencia de las familias.

Alerta de crisis por sobreendeudamiento
De manera paralela al informe del Banco de la República, en el foro que realizó Asomicrofinanzas se lanzó una alerta por la posibilidad de provocar una crisis en el sistema financiero por el sobreendeudamiento del sector. Así lo aseguró María Clara Hoyos, presidente de Asomicrofinanzas quien destacó que “una cartera vencida de los microcréditos que está llegando a 5,7%, es una señal de alerta y nos muestra la necesidad de tomar medidas preventivas para librar al mercado de los perjuicios de una posible crisis. Por esto, hacemos un llamado a quienes se han venido endeudando y que no encuentran mecanismos para enfrentar sus deudas”, concluyó.

Esteban Gómez
Director de Estabilidad Financiera - Banrep

“Con el estudio se puede observar que los quintiles de la población que concentran el mayor endeudamiento son los de altos ingresos”.

Daniel Castellanos
vicepresidente de Asobancaria

“Se observa una desaceleración en el crédito de consumo, por lo que para los próximos años no se espera un incremento significativo de las deudas”.