El Banco Caja Social ha atendido a un total de 318.000 colombianos con los giros del programa del Gobierno Ingreso Solidario

Paola Andrea Vargas Rubio - pvargas@larepublica.com.co

Con la llegada del covid-19, el sistema financiero empezó a anunciar estrategias para evitar que los usuarios del sistema dejaran de lado sus obligaciones y así evitar una crisis mayor. Sobre esto, Diego Prieto Rivera, presidente del Banco Caja Social, dijo en Inside LR que “no hay duda de que todos aquellos que han tenido la posibilidad, han venido retomando la atención de sus obligaciones”.

¿Cuál es el balance de los programas de alivios?

Voy a identificar dos grandes momentos. Cuando iniciaron las cuarentenas, el banco le planteó a sus clientes, como el banco amigo de los colombianos, su genuino interés en acompañarlos en este difícil momento, para lo cual les dice que de manera automática va a proceder a aplazar las dos siguientes cuotas con la intención de que los clientes focalicen todo su esfuerzo en el cuidado de su salud y la de sus familias. Este tema se acompañó con una decisión institucional de condonar 50% de los intereses de abril a todos los clientes del banco.

Luego, a mediados de julio, la Fundación Grupo Social, dueña del Banco Caja Social, tomó la decisión de que con recursos propios de la Fundación Grupo Social realizara una contribución de $300.000 millones para reducir los saldos a capital de las obligaciones de los clientes.

¿Cómo fueron la reducción por tipo de crédito?

Para los créditos de vivienda, la reducción fue de 25% en las cuotas contenidas entre julio y diciembre, para los créditos de libre destino, los productivos, para pequeñas empresas y los de vehículos, la reducción fue 20%. Para los deudores de tarjetas de crédito y para los deudores de crédito rotativo, el acompañamiento que se hizo fue una reducción de 3,5% del capital que tenían al 31 de mayo. Todo esto, por supuesto, bajo la condición de que siguieran atendiendo de debida forma su obligación crediticia.

¿Cuántos clientes están cobijados por algún tipo de alivio?

Hoy estamos hablando de que estos alivios que se aplicaron de manera automática tuvieron una cobertura total de 600.000 clientes por una cartera cercana a $9 billones.

¿Los clientes han retomado los pagos de sus obligaciones?

Sí, claramente. Ayer estábamos en alguna reunión donde se decía con claridad por parte del Superintendente Financiero, cosa que nosotros compartimos. que los colombianos en general son buena paga. No hay duda de que todos aquellos que han tenido realmente la posibilidad de hacerlo, han venido retomando la atención de sus obligaciones de manera normal.

Entonces, ¿no se instaló una cultura del no pago entre los colombianos por esta crisis?

No, yo no creo que eso sea una realidad. Creo que la forma, lo digo desde nuestra institución, como hemos actuado ha sido de una manera rigurosa y juiciosa para no estimular de ninguna manera la cultura del no pago. Lo que hemos venido haciendo es crear ciertos estímulos para que aquellos que puedan seguir atendiendo sus obligaciones lo hagan.

¿Cómo avanza la colocación de créditos?

La dinámica de crecimiento de la cartera de nuevos desembolsos se ha visto afectada tanto en oferta y demanda.

¿Cuándo se podrían recuperar los niveles prepandemia?

Viene acelerándose esa colocación de recursos, de eso no hay ninguna duda. Pero aún está lejos de los estándares de prepandemia. Todo va a depender realmente de qué ocurre con la condición económica y la evolución de los sectores.

¿Cuánto han aumentado las provisiones por la emergencia?

Si comparamos septiembre de 2019 con septiembre de 2020, el incremento del nivel de provisiones es del orden de $41.000 millones, año completo y, año corrido, diciembre de 2019 y septiembre de 2020, estamos hablando de un alza de $30.000 millones, es decir, pasamos de unas provisiones a diciembre de $167.000 millones a $197.000 millones a septiembre de 2020.

¿Esperan utilidades?

No, nosotros no estamos esperando que el año sea un año de crecimiento, ni utilidades. Incluso, es altísimo que el banco esté en punto de equilibrio e incluso con algunos niveles de pérdidas, sin que comprometa de manera alguna los niveles de solidez y solvencia.

LOS CONTRASTES

  • Diana OrdóñezVicepresidente Financiera de Scotiabank Colpatria

    “Los alivios han sido clave para apoyar a los consumidores financieros en estos momentos, pues permiten a los clientes mejorar de manera temporal su flujo de caja”.

¿Cuánto han bajado las tasas por la actual coyuntura?

El Banco de la República ha disminuido las tasas de interés y ha habido una efectiva transmisión de reducción de tasas a las diferentes carteras. En el caso del banco, estamos hablando de reducciones de 200 puntos básicos, en promedio.

¿Cuántas transferencias del programa de Ingreso Solidario han realizado?

Nosotros hemos atendido un total de 318.000 colombianos bancarizados o no bancarizados con el tema de Ingreso Solidario. De ese total, estamos hablando que de personas en condición de vulnerabilidad hay cerca de 83.000. Ese es el dato que tenemos.

¿Cómo funciona la ‘Solución Mi Ahorro Mi Crédito’?

El cliente va a una oficina del Banco Caja Social con la cédula y dice quiero abrir Mi Ahorro Mi Crédito y me comprometo a ahorrar tanto mensual. A los cuatro primeros meses de ahorro, el cliente tiene acceso a un crédito de ocho veces el valor del ahorro mensual.

El perfil
Diego Fernando Prieto Rivera, presidente del Banco Caja Social, es economista de la Pontificia Universidad Javeriana. Ingresó a la Organización en el año 1989 y desde 2012 se desempeña como presidente de la Entidad. Allí, ha ocupado diversos cargos como Gerente de Relaciones Humanas, Gerente Regional, Vicepresidente Adjunto de Desarrollo Humano de la Fundación Social, Vicepresidente Comercial del Banco Colmena y Vicepresidente de Negocio Empresarial y Constructor del Banco Caja Social, entre otros.