De 13 emisores, Grupo Energía Bogóta, Davivienda y Bogotá Distrito Capital fueron los mayores colocadores por monto adjudicado

Heidy Monterrosa - hmonterrosa@larepublica.com.co

A través de ofertas públicas de renta fija en la Bolsa de Valores de Colombia (BVC), en el primer semestre del año, se adjudicaron $4,09 billones para financiar empresas y al Distrito de Bogotá, aunque el monto demandando fue más del doble ($10,13 billones). Cabe mencionar que para el mismo periodo del año pasado, en 17 emisiones se adjudicaron $6,66 billones y el monto demandado fue de $12,65 billones.

De los 13 emisores que hicieron colocaciones entre enero y junio de este año, Grupo Energía Bogotá (GEB), Davivienda y la capital del país fueron los mayores por monto adjudicado. El primero colocó bonos de deuda pública interna por $949.956 millones; el segundo, bonos ordinarios por $699.999 millones, y el tercero, bonos de deuda pública interna por $599.998 millones.

LOS CONTRASTES

  • Juan Pablo CórdobaPresidente de Bolsa de Valores de Colombia

    “Esperamos y aspiramos a que esos emisores que han aplazado sus planes vuelvan a considerar venir al mercado, que paulatinamente se va a venir reactivando”.

  • Diego FrancoCEO de Franco Group

    “Colombia sigue siendo atractivo para invertir, porque a diferencia de otros mercados, sigue pagando con tasas reales. Este es un buen momento para buscar financiación”.

En los tres casos, el monto demandado fue alrededor del doble del adjudicado (ver gráfico).

Los otros 10 emisores que colocaron títulos en el primer semestre fueron Itaú, Banco Popular, Terpel, Carvajal, Banco Serfinanza, Celsia, Banco Mundo Mujer, UNE EPM Telecomunicaciones, Titularizadora Colombiana y la compañía de financiamiento Credifamilia.

Tras la llegada del covid-19 al país y por las consecuencias que esto generó, varios de los emisores que tenían colocación de títulos programada para el primer semestre la pospusieron. Uno de estos fue Barranquilla, que tenía planeado emitir en los primeros meses de este año bonos por $650.000 millones para financiar buena parte del plan de desarrollo. Por el momento, no se ha programado una nueva fecha.

Así mismo, la compañía de financiamiento GM Financial, que iba a emitir bonos ordinarios por entre $200.000 millones y $300.000 millones el 25 de marzo, aplazó dicha colocación indefinidamente.

Entre las empresas que movieron su colocación de títulos y que aún no han definido cuándo los emitirían están Transmilenio, Bancolombia y Grupo Sura.

Juan Pablo Córdoba, presidente de la BVC, mencionó que tenían más de 20 emisiones programadas para los próximos meses y que las necesidades de financiamiento identificadas superaban los $10 billones.

“La necesidad de las empresas colombianas y de los emisores no han desaparecido por la coyuntura, simplemente se han pospuesto los planes. En ese orden de ideas, creo que las emisiones de las últimas semanas muestran una señal muy positiva de que el mercado está abierto y que los inversionistas, si bien la coyuntura es compleja, están acompañando a los emisores”, dijo.

Diego Franco, CEO de Franco Group, resaltó que la disminución de emisiones frente a periodos anteriores es temporal, pues considera que este es un buen momento para buscar financiación.

“Con la disminución de las tasas, las empresas pueden financiarse a precios más baratos. Además, las compañías que hacen emisiones están bien calificadas, lo que las hace atractivas”, dijo el analista, quien agregó que espera que en el segundo semestre hayan más colocaciones.

De hecho, se espera que en los próximos meses PEI, la BVC, Grupo Argos e Isagen emitan títulos. El Consejo Directivo de la Bolsa autorizó un cupo de emisión en bonos ordinarios en el mercado local hasta por $100.000 millones, mientras que a Grupo Argos y a Isagen recientemente les ampliaron el plazo del programa de emisión y colocación de bonos y papeles comerciales.

Por último, Jhon Torres, analista económico indicó que si por la coyuntura muchas empresas empiezan recurrir a la emisión en renta fija para financiarse, podría saturarse el mercado y caer la demanda. Por eso, expresó que sería bueno contemplar otras herramientas como la emisión de acciones.

Se han hecho cuatro colocaciones de bonos durante la cuarentena
A pesar de los desafíos económicos y tecnológicos que ha causado la pandemia, en lo que va de la cuarentena, cuatro emisores colocaron distintos bonos en el mercado local. El primero en hacerlo fue Celsia, que emitió bonos ordinarios por $200.000 millones. Le siguieron Credifamilia, que colocó bonos hipotecarios por $61.292 millones; Bogotá Distrito Capital y el GEB. En total, en estas cuatro emisiones se adjudicaron $1,81 billones y el monto demandado ascendió a $3,56 billones.