De las 16 entidades que componen el conglomerado, el Banco Agrario es la compañía más grande y la de mejores resultados, con $221.252 millones en ganancias

Juan Sebastian Amaya

El conglomerado financiero del Estado, Grupo Bicentenario, está compuesto por 16 empresas públicas, entre bancos, fondos, administradoras, aseguradoras y fiduciarias que, hasta agosto de 2019, sumaron utilidades por $698.456 millones, según cifras de la Superintendencia Financiera.

Con la creación de este gran grupo económico, la idea del Gobierno es administrar con más eficacia los recursos públicos que tiene invertidos en la participación de estas entidades y dinamizar el portafolio de servicios financieros en el país.

Por ejemplo, el Banco Agrario es la compañía más grande que hace parte de este nuevo holding, con activos por $25,6 billones y 746 sucursales, y es la que más ganancias reportó durante el periodo enero agosto, con $221.552 millones.

Según su presidente, Francisco Mejía Sendoya, gracias a la vinculación de la firma al Grupo Bicentenario los clientes accederán a más créditos rurales, con mejores servicios, cubrimiento, calidad, condiciones y opciones de generar ingresos.

“Vamos a ser parte fundamental del conglomerado y esto representa un mejor servicio para nuestros clientes. Vamos a mejorar la propuesta de valor porque podremos llegar a un portafolio de productos mucho más completo en todas las empresas y el primer beneficiado va a ser el cliente”, dijo.

A este le sigue el Fondo Nacional del Ahorro (FNA), encargado de la administración de cesantías y de brindar facilidades para créditos de vivienda, que ganó $120.000 millones en los primero ocho meses de 2019.

En su orden, continúan la Financiera de Desarrollo Nacional (FDN), que fondea proyectos de infraestructura, con $89.457 millones; Bancoldex, banco de desarrollo que promueve el crecimiento empresarial y el comercio exterior, con $71.130 millones; el Fondo para el Financiamiento del Sector Agropecuario (Finagro), con $66.665 millones; la Banca de Desarrollo Territorial (Findeter), con $40.025 millones.

También el Fondo Nacional de Garantías (FNG), que facilita el acceso al crédito para Pyme y respalda préstamos para financiación de Vivienda de Interés Social (VIS), con $33.003 millones.

Además, la fiduciaria Fiduprevisora, que administra recursos y proyectos, con $28.592 millones; la aseguradora Previsora, que ofrece seguros generales, patrimoniales y de personas, con $27.995 millones; el antiguo Fondo Financiero de Proyectos de Desarrollo (Fonade), que hoy se llama Enterritorio, con $9.930 millones; la Sociedad Fiduciaria de Desarrollo Agropecuario (Fiduagraria), con $6.011 millones; Arco, filial de Bancoldex y el FNG, con $4.495 millones; Fiducoldex, que presta soluciones fiduciarias para el sector comercio, industria y turismo, con $2.478 millones; y el Icetex, con $1.052 millones.

La única de las 16 entidades del Grupo Bicentenario que mantiene resultados negativos es la aseguradora Positiva, que ofrece seguros de vida, con $25.767 millones en pérdidas.

Vale reseñar que, según cifras del Ministerio de Hacienda, a cierre de 2018, estas empresas del Estado manejaban activos por $85 billones. Sin embargo, los datos más recientes de la Superfinanciera reflejan que ese número llega a $80,4 billones hasta agosto de 2019.

Las 10 compañías públicas con más activos
El conglomerado Grupo Bicentenario reúne a 16 empresas en las que el Estado controla o tiene participación mayoritaria y que suman $85 billones en activos.

La entidad con el mejor indicador es el Banco Agrario ($25,6 billones). Le siguen Finagro ($10,6 billones), Findeter ($9,6 billones), Fondo Nacional del Ahorro (FNA) ($8,6 billones), Bancoldex ($8,4 billones), Financiera de Desarrollo Nacional (FDN) ($7 billones); Positiva ($4,4 billones), Previsora ($2,2 billones), el Fondo Nacional de Garantías (FNG) ($1,2 billones) y el antiguo Fonade, hoy Enterritorio, ($965.474 millones).