Esta emisión se suma a la que realizó esta semana el Grupo Bolívar, en la que adjudicó bonos por más de $99.999 millones

Carlos Gustavo Rodríguez Salcedo

Las compañías con operación local continúan buscando en la Bolsa de Valores de Colombia (BVC) un mecanismo para financiarse en medio de la parálisis que ha generado la pandemia. La última en hacerla fue el Grupo Argos, que ayer adjudicó bonos por $136.500 millones, en la primera operación de canje de deuda privada que se realiza en el mercado de capitales colombiano.

Según explicó la compañía, en esta transacción, a cambio, "los inversionistas le entregarán como forma de pago los bonos que hoy tienen de la compañía y que vencen en el 2024, cuya tasa cupón es de IPC + 3,95%". Así, la empresa sustituye sus pasivos financieros de corto plazo y mejora su perfil de deuda.

“Celebramos el éxito de esta primera operación de canje de deuda del sector privado en Colombia, que marca una nueva alternativa corporativa y afianza el desarrollo y fortalecimiento del mercado de capitales. Estamos muy satisfechos con la acogida, el apoyo de la Bolsa de Valores de Colombia y el regulador para materializar esta iniciativa”, dijo Jorge Mario Velásquez, presidente del Grupo.

La operación se realizó en una serie con tasa de 2,65% efectivo anual y contó con el acompañamiento del Grupo Bancolombia. Esta es la segunda emisión que se realizó en la BVC esta semana, luego de que el martes el Grupo Bolívar colocara bonos por casi $1 billón.

En este caso, la demanda ascendió a $1,43 billones, en un primer lote que contó con tres subseries, de las cuales dos estuvieron denominadas en pesos y una en unidades de valor real.

Tras esta emisión, Juan Pablo Córdoba, presidente de la BVC, invitó a los empresarios a acudir a la Bolsa como un complemento a la financiación tradicional y destacó que el monto que se podría alcanzar al finalizar el año podría llegar a cifras récords e incluso superar la que se completó en 2019, que en su momento rompió los registros que se habían alcanzado en el mercado.

“Hemos sido enfáticos en decir en que no solo la Bolsa puede ser parte de la solución, sino que debe ser parte de ella. Creemos que a través del mercado de capitales la estructuras de financiación se ajustan más al momento que estamos viviendo, con financiaciones a más largo plazo, que permite tomar decisiones ya sea para apostar a nuevos proyectos o mejorar la estructura de los pasivos de la compañía”, dijo Córdoba.