El monto total corresponde a 678 afiliados. Porvenir ha trasladado a 436 de sus usuarios, con un monto cercano a $6.546 millones

Juan Sebastian Amaya

Porvenir informó que, de los $10.354 millones que las Administradoras de Fondos de Pensión (AFP) han girado a Colpensiones para el programa de Beneficios Económicos Periódicos (Beps), ha trasladado a 436 afiliados con un monto cercano a $6.546 millones.

El monto total corresponde a 678 afiliados que se beneficiaron de los Beps.

La compañía detalló que, desde el año 2017,  el gremio viene divulgando entre los afiliados que no cumplen con los requisitos de pensión y tienen derecho a una devolución de saldos los beneficios del programa de protección a la vejez del Gobierno, con el fin de que puedan garantizar un ingreso económico en la vejez y lograr mejorar sus condiciones de vida.

En promedio, un afiliado a un fondo privado que recibe una devolución de saldos por $35 millones más el beneficio de 20% que entrega el Gobierno, que equivaldría a $7 millones, para un total de $42 millones, con lo que recibirá un ingreso económico cada dos meses de $471.547.

Mientras que, según Porvenir, en Colpensiones la misma persona recibiría una indemnización sustitutiva por $4,8 millones más el subsidio de 20%, que equivale a $960.000, para un total de $5,6 millones y solo recibiría un Beps de $64.577.

“Desde Porvenir estamos convencidos que los Beps son una muy buena opción para todas las personas que no tendrán derecho a pensión y cuentan con una devolución de saldos o una indemnización sustitutiva, para que puedan garantizar un ingreso fijo de por vida, que se incrementa anualmente según la inflación. Por eso, seguiremos promocionando y divulgando este mecanismo de protección a la vejez” explicó Miguel Largacha, presidente de Porvenir.

Porvenir reseñó que, cuando el afiliado del fondo de pensiones privado recibe la asesoría y decide vincularse a los Beps, la AFP gira directamente el dinero a Colpensiones y le informa a esa entidad los datos del cliente. El afiliado debe acercarse al ente público para surtir el trámite administrativo correspondiente y empezar a recibir su pago bimensual.

Según cifras de Asofondos, la persona que cotiza en un fondo privado recibe siete veces más de capital en su devolución de saldos que si recibiera este dinero en el fondo público con una indemnización sustitutiva.

Lo anterior obedece a que en los privados se generan rendimientos que se suman al ahorro pensional y permite que un afiliado que haya cotizado en una AFP y decida que su devolución de saldos se constituya en un Beps y reciba un pago de mayor valor de por vida.

“Reiteramos que este mecanismo de protección para la vejez es una alternativa muy beneficiosa para los colombianos que no lograrán pensionarse, pues es escoger entre gastarse un dinero que se vuelve de bolsillo a recibir una renta de por vida que, aunque no es una pensión, sí le garantiza un sustento a la persona hasta que fallezca”, precisó el ejecutivo.