La cifra tuvo un aumento anual de 31%. Entre tanto, la cartera actual de la compañía pasó de $291.000 millones a $435.022 millones

Juan Sebastian Amaya

Finsocial, compañía que ofrece soluciones financieras a profesores del sector público y pensionados afiliados a Colpensiones, Fopep (Fondo de Pensiones Públicas), Casur (Caja de Sueldos de Retiro de la Policía Nacional), Positiva y Fiduprevisor, informó que durante 2019 originó $238.749 millones en créditos, cifra que representó un crecimiento de 31% frente a 2018, cuando el resultado fue de $182.000 millones.

Asimismo, informó que su cartera actual pasó de $291.000 millones en créditos administrados en 2018 a $435.022 millones durante el transcurso del año pasado, es decir, la compañía alcanzó una variación anual de 49%.

De acuerdo con el CEO de Finsocial, Santiago Botero, además de la colocación de crédito a través de la figura de libranza, la compañía consolidó su propósito de ser un medio para que los docentes públicos y pensionados adquieran capital para solucionar necesidades relacionadas con adquisición de vivienda, inversión en emprendimientos y pago de costos educativos.

“La meta para 2020 es seguir creciendo de forma sostenida en cada una de nuestras cifras, continuar apoyando a nuestro público objetivo y avanzar en el objetivo de posicionarnos como una de las más importantes fintech de Colombia”, afirmó.

Actualmente, la compañía financiera, con sede principal en Barranquilla, tiene 30 oficinas en todo el país con presencia en 21 departamentos y cuenta con el apoyo de 527 colaboradores.

La vigencia del año anterior cerró para Finsocial con la más grande operación registrada en Colombia para un originador de crédito no regulado, al firmar con el banco Morgan Stanley (uno de los más grandes del mundo), una transacción de US$125 millones, estructurada por la banca de inversión colombiana Pronus.

Semanas atrás, el directivo afirmó en entrevista con LR que los recursos de esta operación son exclusivos para la originación de nuevos créditos, con los que espera aumentar su cartera a $700.000 millones en 2020. Además, habló de sus planes de convertir a la firma en un banco y llegar a administrar créditos por $2 billones a 2022.

“En 2020, esperamos superar $40.000 millones en colocación de créditos. Somos menos de 1% del mercado, que es de aproximadamente $50 billones Somos pequeños. Este tipo de negocios lo que primero requieren es capital para después capitalizar. A 2022, esperamos llegar a una cartera administrada de $2 billones. Este año vamos a recibir una capitalización por un fondo internacional”, dijo.

En promedio, la entidad financiera cuenta con 21.000 clientes en diferentes regiones del país.