La última vez que la TRM se ubicó por debajo de $3.800 fue el 22 de septiembre, día en el que la cotización alcanzó $3.790,54

Paola Andrea Vargas Rubio - pvargas@larepublica.com.co

Tras el aumento de casos de covid-19 en el mundo, las declaraciones del presidente estadounidense, Donald Trump, sobre el paquete de estímulo fiscal y el proceso electoral en EE.UU., el dólar cayó por debajo de $3.800 por primera vez en un mes.

Al cierre de la jornada del miércoles, la divisa alcanzó un precio promedio de $3.784,51, lo que representó una caída de $46,28 frente a la Tasa Representativa del Mercado (TRM), que se ubicó en $3.830,79.

La divisa abrió con un precio de $3.805 y su cierre fue de $3.768, que también fue el precio mínimo durante la jornada. El precio máximo fue $3.813 y el monto negociado durante el miércoles fue de US$1.177,82 millones en 1.227 transacciones.

La última vez que la TRM se ubicó por debajo de $3.800 fue el pasado 22 de septiembre de este año, día en el que la cotización de la moneda estadounidense alcanzó un nivel de $3.790,54 (ver gráfico).

Wilson Tovar, gerente de Investigaciones Económicas de Acciones & Valores, explicó que esto es producto de que el mercado “estuvo especulando una eventual aprobación del paquete de estímulo fiscal en EE.UU. ayer. Esto debilitó al dólar a nivel mundial”.

En línea con esto, Omar Suárez, gerente de estrategia de renta variable de Casa de Bolsa, aseguró que “los volúmenes de negociación del dólar han venido siendo bajos en las últimas semanas, lo cual es una muestra de que la incertidumbre por las elecciones y los rebrotes en Europa han venido generando que las personas estén cautelosas con esta moneda”.

LOS CONTRASTES

  • Omar SuárezGerente de estrategia de renta variable de Casa de Bolsa

    “Las decisiones que se están tomando a nivel mundial, como el futuro del paquete de estímulo de EE.UU. y las medidas para contener el virus, generan eco en el dólar”.

  • Wilson TovarGte. de investigaciones económicas de Acciones & Valores

    “El mercado estuvo especulando con una eventual aprobación del paquete de estímulo fiscal en Estados Unidos durante la jornada. Esto debilitó al dólar a nivel mundial”.

A pesar de la relevancia que ha tenido el contexto internacional en la devaluación del dólar, a nivel local también hubo algunos factores que llevaron a que la moneda estadounidense perdiera terreno frente al peso. Entre las razones se destaca que todavía hay unos indicadores de petróleo que sobreviven cerca a los US$40 y que el mercado nacional está esperando a que el Gobierno Nacional monetice parte de los US$5.300 millones que le va a prestar el Fondo Monetario Internacional (FMI), afirmó Tovar.

Pese a que el dólar cayó más de $46 en la última sesión, no hay que dejar de lado que esta divisa ha aumentado su valor en 15,48% frente al peso desde el inicio del año, ya que la TRM pasó de ubicarse en $3.277,14 el 1 de enero de 2020 a $3.784,57 durante la jornada de ayer.

Los precios del petróleo
En medio de este panorama, ambas referencias de petróleo registraron desplomes al cierre de esta edición. El WTI cayó 4,10% y se ubicó en US$39,99 y el Brent se desplomó 3,38% y terminó en US$41,70, de acuerdo con datos publicados por Bloomberg a las 3:17 p.m.

Los precios del crudo cayeron tras una inesperada alza de los inventarios petroleros en Estados Unidos que elevó los temores a un exceso global de suministros. A esto se le sumó el aumento de los casos de covid-19 a nivel mundial que reforzó el miedo a un estancamiento de la recuperación de la demanda.

El futuro de la cotización de ambas referencias dependerá del avance del virus, especialmente el del Brent que está expuesto a Europa.

La cotización del oro subió 1%
De acuerdo con información publicada por Reuters, “los precios del oro subieron 1% el miércoles, a su máximo en más de una semana, por el optimismo de los inversores de que se anunciaría un nuevo paquete de estímulo en Estados Unidos antes de la elección presidencial del 3 de noviembre, lo que presionó al dólar y mejoró el atractivo del lingote. (...) El aumento de las apuestas sobre un eventual avance llevó al dólar a su nivel más reducido en casi dos meses, abaratando el oro para los tenedores de otras monedas”.