La divisa continúa volátil, y pese a la caída de $31,47 del viernes por el posible acercamiento entre estados unidos y china, la moneda ganó $80 durante la semana

Juan Sebastian Amaya

El dólar cerró la semana a la baja. El viernes concluyó con una negociación promedio de $3.421,20, tras una caída de $31,47 frente a la Tasa Representativa del Mercado (TRM), que fue de $3.452,67, con lo que cortó una racha alcista semanal que lo llevó a ganar $80.

Con esta reducción diaria, la divisa nuevamente volvió a niveles cercanos en los que estuvo en el mes pasado, pues al inicio de la penúltima semana de octubre, se cotizó en $3.428,63.

Si bien la caída se dio tras las declaraciones del secretario de Comercio estadounidense, Wilbur Ross, quien aseguró que ha habido progresos sobre los detalles del tratado comercial entre su país y China para sellar la “fase 1” de la negociación, el director de investigaciones económicas de Acciones y Valores, Wilson Tovar, explicó que las contradicciones en los discursos del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, frente a su posición ante el acuerdo y el comienzo de la salida a la guerra arancelaria entre las dos monedas produjeron volatilidad durante la semana.

“Todo venía bien, pero ese sentimiento de menor riesgo se encontró con una pared y es que Trump no da mensajes tan alentadores, es difícil y promete que, al parecer, no va a haber un acuerdo. Les dice a los chinos: mentirosos. Estamos lejos de un acuerdo en primera fase, los discursos son retadores y desapreció la fecha probable de un acuerdo o la eliminación de aranceles a China”, dijo.

A su vez, el gerente de estrategia de renta variable de Casa de Bolsa, Ómar Suárez, argumentó que, en efecto, el mercado sigue a la deriva por la duda que hay frente a la relación de las dos potencias.

“Las anteriores semanas habíamos visto acciones subiendo y al dólar tranquilo por menores riesgos y se veían avances en la relación de la guerra comercial, pero esta semana hubo más tensión y eso produce que se vendan los activos riesgosos, como las acciones, y se compren de menor riesgo, como el dólar. Hay más incertidumbre porque hay discrepancias entre Estados Unidos y China”, comentó.

Por otro lado, el experto agregó que, aunque en menor medida, el mercado también tiene presente las consecuencias de las protestas contra el Gobierno que varios sectores y parte de la ciudadanía convocaron para el jueves 21 de noviembre.

“La segunda moneda más devaluada fue el peso colombiano, se ve aversión al riesgo y yo creo que la incertidumbre que genera lo que está pasando en la región causa incertidumbre en los mercados que van a estar muy pendientes del paro, tenido en cuenta lo que pasó en Chile.”, opinó.